miércoles, julio 12, 2006

Chau, Syd



Otra vez tengo que casi plagiar al Dandy. Murió Syd Barrett, el líder original y el que marcó la impronta de Pink Floyd. Aprendí a admirar al diamante loco más allá de sus propias creaciones, por lo que generó en los que lo conocieron. Y no es un mérito menor. Chau, Syd. Buen viaje.

10 comentarios:

Mariana dijo...

Nacen la cantidad genios artistícos para reemplazar a los que se pierden??? Alguien que me ayude, a mi no me cierran las cuentas.

silvi a. dijo...

Yo pasaba a agradecer alguna felicitación (por un comentario medio gracioso) que me mando en otro blop, pero bueno, me sumo a la despedida.
Saludos!

YAYA dijo...

Igual que a medio mundo, a Barret lo admiré más por lo que inspiró que por lo que creó. No es un dato menor, la musa que cuenta la cólera de aquiles en el poema de Homero es la gestora de la obra más allá de que su rápsoda haya sido un hombre de carne y hueso. Esa estatura de semidiós creo que tuvo el señor Syd Barret.

Sergio dijo...

mariana: Me parece que no hay un buen caldo de cultivo para que surjan este tipo de especímenes.

silvi a.: Era gracioso y terriblemente elocuente. Saludos!

yaya: Buen dato, habría que inculcar más la vocación de musa, con lo importante que parecen ser!

No te Salves dijo...

De despedida en despedida...C'est la vie!

Fer dijo...

"Creemos que en el futuro los grupos van a tener que ofrecer mucho más que simples espectáculos musicales. Van a tener que ofrecer buenos y completos espectáculos teatrales."

Syd Barret (Diciembre de 1967).

Anónimo dijo...

Cuando escuhe la noticia, pensé inmediatamente en vos...me acordaba de tu fanatismo...Me gustó lo de...Buen viaje...Linda despedida! Besitos
Cori

Sergio dijo...

NO TE SALVES: ¿Quién fue el que dijo «La vida es un 'Hola' y 'Adiós, hasta que nos veamos de nuevo'»?

FER: Sí, pero sin olvidar la música, porque me parece que hasta Ricky Martin hace un circo oneroso, pero...

CORI: En el caso de Syd, lo de 'viaje' tiene varias connotaciones. Beso!

Fer dijo...

Lo que pasa es que en 1967 nadie decía ni hacía eso. Un poco después, vino Gabriel.

Sergio dijo...

FER: Gabriel! Usted definitivamente me cae bien, Fernando.