martes, diciembre 14, 2010

El primer culebrón de la historia




Regreso de tanda publicitaria: sobre un fondo de cielo apenas nublado se lee el título de la telenovela mientras suena el estribillo de la cortina musical cantada a los gritos por Ricardo Montaner. Se trata de “Muchísimo más allá del horizonte”, con Grecia Colmenares como la virgen María y Osvaldo Laport en el papel de Jesús.

La cámara toma desde atrás a Laport, que está sentado a una mesa eminentemente humilde. En primer plano, de frente, se ve la cara de Grecia Colmenares consternada. Voz de Grecia en off:
“Debo decírselo…¡No puedo callarlo más!”

Colmenares cierra los ojos con fuerza mientras hace que no varias veces con la cabeza. Debe interpretarse como que no puede callarlo más.
Gira y penetra en la habitación.
Laport escucha los pasos sutiles y vuelve la cabeza. Se incorpora y saluda con una inclinación respetuosa y una sonrisa de amor filial.

- Madre…
- Jesús, siéntate – dice Grecia Colmenares - debo hablar contigo.

Laport advierte la turbación de Colmenares y deja de sonreír. Dice mientras se sienta:

- Te escucho.
- No sé cómo decirte esto, Jesús.
- Seguramente lo harás con infinita delicadeza…
- ¡José no es tu verdadero padre! ¡Jamás me tocó un pelo! Es más…¡¡¡todavía soy virgen!!!
- Ah, bueno
- ¡¡Es la verdad!! Jesús…hijo mío…¡Perdóname!
- No, todo bien – dice Laport con gesto confundido, mirando hacia abajo, como buscando una explicación en el piso de tierra - Me agarrás un poquito frío, pero todo bien. Sin embargo…

La cámara toma en primer plano la cara de Laport, que ahora tiene un gesto tenso. Ha desaparecido la mirada dulce y la boca, que tiembla ligeramente, tiene un rictus amargo y casi amenazante.

- Sin embargo, me has dado sólo la mitad de la noticia…
- Bueno… - intenta disculparse Grecia. – Es bastante complicado…
- Madre…¿quién es mi verdadero padre? Habla, por Dios...
- Bueno, justamente, jeje…
- ¡Dímelo, por favor! ¡No me hagas cargar con esta cruz!
- ¡No llames a la desgracia!
- ¡Dímelo!
- Está bien… - dice Grecia, resignada.
- Pero esta vez, sí, hazlo con delicadeza.
- OK. Tu padre…¡eres tú!
- Meee cago…¿Quién escribe esto, che?

Nueva pausa publicitaria, Montaner aúlla como nunca, se presiente un final de capítulo increíble.
Literalmente.

lunes, noviembre 01, 2010

Entreteniendo a papá

Entretener a papá es un problema.

Está solito, está grande, está medio choto, y yo no quiero que se me venga abajo, pobre papá, porque se me aburre mucho el viejo. Tiene tanto tiempo al pedo, se pone a pensar en Salgareda Vecchia, el pueblo de él, o en cosas tristes, en mi vieja...a veces se me pone a llorar...Hay que bancarlo, por supuesto, hay que mantenerlo entretenido, hacerlo hacer mandados, cualquier cosa. Boludeces para que se entretenga mi viejito querido.


Él era jardinero, pero cosas de jardín no te quiere hacer, está repodrido de las plantas. A mí me vendría bárbaro porque en casa ninguno quiere cuidar el jardín, y un jardinero te arranca la cabeza. Me podría ayudar mi viejo, la verdad, con todo lo que uno hace por él...

Pero el viejo no te toca un rastrillo, se emperró con eso, y hay que entenderlo, hay que tenerle paciencia y entonces darle otras cositas, pobre.

Algo que lo haga sentir útil, ¿no?, como para que no se tire al abandono ni le vengan ideas tristes. "Ah, ¿no querés hacer el jardín? Enseguida te lo soluciono", me acuerdo que pensé.


Lo bueno es que es obediente, y bastante hábil: vos le das un par de indicaciones y todavía algo te entiende y más o menos te lo hace. No te va a hacer un gran laburo, pero te saca del apuro.

Y uno se alegra, ¿no?, de poder entretenerlo a papá y hacerle más llevadera la vejez, pobre papá.


Eso sí: tenés que cagarlo a pedos. Como a los chicos, exactamente, porque si no, no te da bola. Tenés que ser firme igual que con los pibes, pensar igual que con los pibes que es por su bien, y no aflojarle porque si no se te desbanda, se te tira al abandono, y yo eso no lo voy a permitir. Que papá no se me tire nunca al abandono, le digo siempre a la Gorda, y ella piensa igual y también le da cosas para que papá le haga, y también lo caga a pedos.

Y algunos vecinos también: macanudos, los vecinos, comprensivos. Le buscan cositas para hacer.

Y lo recagan a pedos.


Papá resultó ser buen albañil y se da mucha maña con la electricidad y la pintura. Me conmueve tanto verlo activo, ver que no se tira al abandono, y uno se siente tan bien de ayudarlo, ¿no?, de hacer todo ésto por él.

A veces siento un poco de culpa por retarlo o por dejarlo sin comer, pero la Gorda me dice que es por su bien, para que no se tire al abandono, y entonces voy y le anoto 3 o 4 cosas en la lista de papá. Lo de la lista fue una idea de la más chiquita. Cuando vimos que papá tenía posibilidades, armamos una listita de las cosas más necesarias. Tampoco es cuestión de hacerlo entretener al pedo, ¿no?

De paso, que haga cosas que sirvan.


Le respetamos lo del jardín. De eso ahora nos ocupamos nosotros.

Todo el resto se lo damos a papá para que se entretenga, para que no se tire al abandono. Entre nosotros y los vecinos, papá ya tiene una lista como para 3 años de entretenimiento, 3 años más sin tirarse al abandono.


Lo que no terminamos de entender es por qué no se lo ve más contento. Está muy bronceado (muy) y bajó de peso (mucho), está hecho un galán y según el médico, de salud todavía está bastante bien, y del jardincito nos ocupamos nosotros, pero igual no se lo ve más alegre, al contrario.

A veces nos mira como con odio.


Qué cosa terrible es la vejez, pobre papá.

Menos mal que nos tiene a nosotros para entretenerlo.







lunes, octubre 04, 2010

Así se construyeron las pirámides

Los videos muestran la interesantísima teoría de Joseph Davidovits acerca de cómo pudieron construirse las pirámides, por suerte muy cerca de una explicación científica y muy alejada de los dioses y extraterrestres de Von Daniken (y además nos enteramos de que Imhotep no era el pelado jodido que mostraban en La momia. Grande, Imhotep, tres veces grande)






domingo, septiembre 26, 2010

Mi madre lavaba dinero



No es algo de lo que me enorgullezca, ni es que haga apología de un delito, pero, que yo recuerde, mi madre siempre lavó dinero, y nosotros, aún sin intención y amparados por la minoridad, fuimos cómplices y actores necesarios en concurso real agravado por el vínculo (creo).

Nuestra asociación ilícita funcionaba de la siguiente forma: mi hermano y yo, inexorablemente, dejábamos siempre algunos billetes de escasa denominación olvidados en los bolsillos de los vaqueros o de las camisas, y mi vieja siempre los lavaba en el Drean semiautomático.

Aunque sea por vagos y desbolados, éramos una eficiente célula criminal que operó durante muchos años en un rincón de Villa Adelina del que omitiré la dirección exacta porque el Drean sigue ahí, se lo dejamos a la familia que compró la casa.

Y bien sabe Stephen King que los objetos empleados para hacer el Mal pueden conservar sus propiedades maléficas y atraer nuevas víctimas inocentes que los manipulen.
Atención: no niego nuestro accionar delictivo ni pretendo salvaguardar el buen nombre de mi madre, pero convengamos que tal vez el lavarropas tenía algo que ver.

Es decir: supongamos que no es tan extraño que mi hermano y yo dejáramos unos billetes en los Levi's, pero que mi vieja religiosamente los hiciera pasar por el programa 4 (con suavizante incluido), eso ya es medio sospechoso...

Como sea, nuestra labor al margen de la ley se cumplió sin sobresaltos durante años, sin una fisura en la Banda del Drean, hasta el día que mamá decidió unilateralmente diversificar el negocio y le lavó a mi hermano un par de naipes pornográficos que se ve que él apreciaba mucho.

No digo que finalizáramos completamente la limpieza ocasional de divisas, pero ya mi hermano se había convertido en un soplón insoportable, que revisaba sus bolsillos a conciencia antes de entregar la ropa, y eso le sacó casi toda la adrenalina a los lavados de mamá.

viernes, septiembre 17, 2010

Trámites


Deje de protestar, señor. Entienda de una vez que un trámite es un ritual, una ceremonia, algo importante: usted deja de estar en un estado para estar en otro, cualesquiera sean esos estados y dependiendo del trámite, por supuesto.
Pero no es algo banal, baladí: un trámite es un trámite, y tiene que llevarse a cabo de acuerdo con ciertas normas preestablecidas.
Y lleva su tiempo, cómo no.

Ustedes los carapálidas no entienden mucho de estas cosas, pero nosotros sabemos desde siempre que un trámite implica preparativos, implica que determinados augurios deben observarse y que no siempre es propicio realizar el trámite. A veces los dioses determinan que no puede hacerse ese día, y hay que acatar calladito la boca y esperar un tiempo sin hacer ningún escándalo.
¿Qué libro de quejas, señor? ¿Qué funcionario responsable? Si a ustedes les gusta desafiar a los Poderosos...problema suyo, señor.
Así les irá después...

¿Dice que un trámite le vino "malparido"? ¿Dice que la burocracia, que la ineficiencia, que los ñoquis de la Municipalidad...? Usted no sabe de lo que habla, señor.
Usted fue a hacer un trámite sin meditar en lo trascendental del hecho, si me permite que se lo diga. Usted no entiende que no es lo mismo estar inscripto en Rentas que no estarlo, señor. Usted se quiere cagar en los dioses y los dioses harán lo propio, por supuesto.

O, pongalé, usted cree que es lo mismo tener carnet de conductor que no tenerlo.
Y está tan equivocado, señor...
¿Cómo explicarle?
Sin registro usted no existe, señor, usted no ha sido aceptado por los Poderes Que Gobiernan al Mundo (el mundo de los Caminos, en este caso), usted es un aspirante que veremos si cumple los requisitos, pero de ninguna manera puede considerarse como uno de nosotros, como parte de la comunidad: usted es casi un sorete, digamos.

Para cambiar ese estado, usted tiene que hacer el Trámite, ¿entiende, señor?

Y si usted le falta algo, usted no es Digno de hacerlo.
Y listo.

No es que "el cana se olvidó de ponerme el domicilio en la denuncia, se olvidó".
No.
Lo que pasa es que usted no cumple los requisitos, señor. No supera la prueba, no es agradable a los Dioses, no es apto para cambiar de estado, no es su momento propicio, señor.
Los ritos son sagrados, y deben cumplirse con exactitud.

Deje de amenazar funcionarios, señor. Deje de increpar Sacerdotes y de golpear el vidrio, deje de soliviantar al resto de los aspirantes de la larguísima cola, y sobre todo déjeme terminar el cafecito, que en realidad también es una infusión sagrada, pero ahora no tengo ni ganas de explicárselo.

Que pase el que sigue...




Escrito el 17 de septiembre de 2.010, día en que no pude sacar mi carnet de conductor porque un cana se olvidó de ponerme el domicilio. Que los Dioses se encarguen de castigarlo.




sábado, septiembre 04, 2010

Sobre las dictaduras


(Reflexiones del emperador Claudio, luego de la ejecución de su esposa Mesalina)

Sentado en los jardines de Lúculo, sin nadie cerca y con una larga tira de papel en las rodillas y una pluma en la mano, comencé a escribir. Mis pensamientos se ordenaban, quién sabe por qué, en grupos afines de tres, como los "tercetos" de los druidas británicos:

Amo la libertad, detesto la tiranía.
Siempre he sido un romano patriota.
El genio romano es republicano.

Ahora soy, paradójicamente, Emperador.
Como tal ejerzo poderes monárquicos.
La República ha estado suspendida por tres generaciones.

Augusto instituyó este poder monárquico.
La República estaba desgarrada por guerras civiles.
Era sólo una medida de emergencia.

Augusto descubrió que no podía renunciar al Poder.
Mentalmente condené a Augusto por hipócrita.
Seguí siendo un republicano convencido.

Tiberio llegó a ser Emperador.
¿Temeroso de que algún enemigo ocupara el Poder?
Probablemente obligado por su madre Livia.

Durante su reinado viví en retiro.
Lo consideré un hipócrita sanguinario.
Seguí siendo un republicano convencido.

Calígula gobernaba como un déspota oriental.
Habría debido matar a Calígula.
En lugar de eso salvé el pellejo haciendo el papel de imbécil.

Casio Querea fue un romano patriota.
Violó su juramente, mató a Calígula.
Trato de restablecer la República.

La República no fue restablecida.
Por el contrario se designó un nuevo Emperador.
Ese Emperador era yo, Tiberio Claudio.

Hice ejecutar a Casio Querea.
Descubrí que no podía renunciar al Poder.
Me convertí en un segundo Augusto.

...

Fui ciego a las locuras y villanías de Mesalina.
En mi nombre derramó la sangre de hombres y mujeres inocentes.
La ignorancia no es justificación.

...

Mi principal defecto: he sido un buen Emperador.
Reparé las ruinas que mis predecesores habían provocado.
Reconcilié a Roma y al mundo con la monarquía.

Roma está destinada a inclinarse ante otro César.
Que sea loco, sanguinario, caprichoso, derrochador y libertino.
Que vuelva a demostrar la naturaleza de los reyes absolutos.



Robert Graves ("Claudio el dios y su esposa Mesalina")

jueves, septiembre 02, 2010

Historia de la fealdad


Vendo este libro de Umberto Eco, comprado hace una semana.
Está impecable, flamante, es tapa dura, papel estucado y tiene un millón de imágenes a color. Pido $ 200, más o menos (escucho ofertas)

Pueden consultar la reseña y el precio donde lo compré, en Cúspide.

Lo vendo porque no me enganchó y es un libro caro, así que prefiero recuperar algo y comprarme otro, y no dejarme éste de adorno.

Va de regalo "La timidez y otras cosas" autografiado y una Oblogo 42, con la cara del que suscribe en página 5.

Si a alguien le interesa, por favor me escribe a:
sergiommuzzio@hotmail.com

Te digo: "La timidez..." solito ya te justifica la inversión.
(Perdón, Eco, eco, eco...)

domingo, agosto 29, 2010

La verdadera Matrix


Leer “El gen egoísta” de Richard Dawkins puede ser una experiencia shockeante. Lo fue para mí, que soy un ateo evolucionista: me imagino lo que puede ser para un creyente, incluso para un creyente no demasiado ortodoxo o (digamos) para un más o menos creyente.

Me imagino lo que puede ser, simplemente, para un joven recién enamorado…

Porque Dawkins (profesor de etología de Oxford, teórico evolutivo, divulgador científico al nivel del gran Carl Sagan) plantea crudamente lo siguiente: somos solamente máquinas de supervivencia de los genes que nos forman.

Y si bien uno está hecho a la idea de que somos animales, de que tenemos antepasados en común con los grandes primates, de que somos primos de las ballenas y hasta polvo de estrellas (hasta acá todo lindo, como una gran familia amorosa), que te digan en la cara que sos una especie de robot preprogramado para asegurar la vida de unos genes que hace poco ni sabías que existían, es bastante fuerte.

Es como si Dawkins fuera el Morpheus de "Matrix", y uno empezara a dudar de la pastilla que se tomó

Advierte RD en el comienzo: “En la actualidad, la teoría de la evolución está tan sujeta a dudas como la teoría de que la Tierra gira alrededor del Sol, pero las implicaciones totales de la revolución de Darwin no han sido comprendidas, todavía, en toda su amplitud. La filosofía y las materias conocidas como Humanidades todavía son enseñadas como si Darwin nunca hubiera existido.
No hay duda de que esta situación será modificada con el tiempo”

Dos nociones revolucionarias tiene el libro: la primera, que la teoría de la evolución y sus mecanismos pueden aplicarse al origen de la vida (aunque no haya sido abordado directamente por Darwin en su momento), y la segunda…que por el mismo camino es posible explicar absolutamente todos los comportamientos animales, el nuestro inclusive. Y que todos los comportamientos están apuntados a la supervivencia de los genes, a la transmisión ciega de esos genes a una próxima generación, a un fin egoísta de persistencia y supremacía de la manera que sea posible.

A tales efectos (y no a otros), los genes construyen sus máquinas de supervivencia, perfeccionándolas, dotándolas de nuevas y mejores herramientas, haciéndolas trabajar en conjunto, redefiniendo la vieja receta ancestral de hacer copias de sí mismos: “En realidad, una molécula que hace copias de sí misma no es tan difícil de imaginar, y sólo tuvo que surgir una vez en el caldo primitivo…”

El libro explica cómo la evolución beneficiaría variedades con alto nivel de longevidad-fecundidad-fidelidad de replicación. Explica cómo llego el momento en que el caldo nutritivo se hizo un recurso escaso y precioso, y cómo debieron comenzar a competir esos replicadores, es decir, a comerse unos a otros y a mejorar esos procesos...con consecuencias inimaginables.

“En cuatro mil millones de años, ¿cuál sería el destino de los antiguos replicadores? No murieron, porque son maestros en el arte de la supervivencia. Pero no se les debe buscar flotando libremente en el mar; ellos renunciaron a esa desenvuelta libertad hace mucho tiempo. Ahora, abundan en grandes colonias, a salvo dentro de gigantescos y lerdos robots, encerrados y protegidos del mundo exterior, comunicándose con él por medio de rutas tortuosas, manipulándolo por control remoto.

Se encuentran en ti y en mí; ellos nos crearon, cuerpo y mente; y su preservación es la razón última de nuestra existencia. Aquellos replicadores han recorrido un largo camino. Ahora se les conoce con el término de genes, y nosotros somos sus máquinas de supervivencia”

viernes, agosto 20, 2010

Futuro ídolo

Me gustan los covers, se encuentran algunas versiones lindas (y por supuesto inéditas) aunque en general hay que escucharlos con una buena dosis de ternura y tolerancia a mano, y disimular los fallos.

No es el caso del monstruito éste:

Investigando ganadores

Bíblico VI

Dios creó a un hombre y luego a una mujer y les prohibió comer la fruta del árbol de la sabiduría. Crecieron, ese primer hombre y esa primera mujer, ignorantes y obedientes, sin percatarse el uno de la desnudez del otro y tampoco de la propia. Y llegaron a viejos sin tener ni un hijo, ni un sexo y fue por eso que la especie no prosperó.Entonces Dios se vio obligado a crear dos nuevos ejemplares. Esta vez tuvo la precaución de hacerlos más sabios y por suerte mucho más desobedientes.

Del blog de Darío Kullock, ganador del Premio Oblogo-Hipotecario por "Clandestina" (pág. 4).

miércoles, agosto 18, 2010

El "insonoro" de Leonardo



De los innumerables proyectos que pergeñó Da Vinci, uno de los menos conocidos es el del "Excusado Papal sin ruidos", más conocido como el "Insonoro".
Los motivos de este desconocimiento quedarán claramente expuestos a continuación.

El curioso artefacto le fue encargado a Leonardo por el Papa León X, miembro de la poderosa familia de los Médicis. Leonardo había entrado al servicio del Papa en 1513, pero en aquellos momentos Rafael y Miguel Angel obtenían los mejores encargos del Vaticano.

Leonardo no recibió más que encargos modestos y parece que no participó ni en la construcción de las numerosas fortalezas romanas ni en el embellecimiento de la capital.

«Los Médici me han creado, los Médici me han destruido»
, escribió Leonardo, sin duda para subrayar las decepciones de su estancia en Roma. Pensó que nunca se le dejaría mostrar su capacidad con la realización de un encargo importante.

No es de extrañar que, a pesar de lo estrafalario del pedido, Leonardo haya dedicado toda su capacidad inventiva y su sapiencia artesana a la confección del "Insonoro".

En efecto, cuando el Papa León X le explicó que "no era consecuente con la dignidad del Sumo Pontífice ejecutar esos ruidos vulgares, más propios de la canalla que del Representante de Dios sobre la Tierra", y que no sólo debían evitarse "hacia afuera", sino que tampoco el Papa debía oírlos "porque le distraen de sus siempre altísimos pensamientos", Leonardo supo que tenía un desafío y una oportunidad únicas.

Anota Da Vinci en su Cuaderno XXVII, poco antes de comenzar el proyecto: "Sería tan simple complacer a Su Santidad si se tratase solamente de evitar que los ruidos se oyesen desde afuera...bastaría con aislar acústicamente la Cámara, revestirla apropiadamente, sellarla, y la operación sería finnita. Pero ésto...
A priori el pedido del Papa reviste dificultades invencibles: desaparecer los rugidos intestinales, soslayar los abominables gases, neutralizar la cantata de los esfínteres, acallar el inexorable y húmedo derrotero de sólidos y líquidos para que ni siquiera el Papa los oiga...
Sin embargo, de lograr semejante hazaña vislumbro un porvenir venturoso, y confío en poder lograrlo. Poseo los suficientes conocimientos anatómicos, los ingenieriles y hasta los meramente arquitectónicos para lograr que su Santidad haga sus necesidades con el mismo talante etéreo con que dispersa el incienso..."

Lamentablemente para Leonardo, el proyecto fue un rotundo fracaso.

En la mañana del 15 de Agosto de 1514, el Papa León X preside una Junta con los artíffices Rafael, Leonardo y Miguel Angel. Se discute el secado de la Laguna Pontina, perteneciente al importantísimo duque Juliano II de Médicis, también presente en la reunión. Numerosos cardenales y obispos ofician de secretarios y acarrean los planos y actas que los Maeses discuten acaloradamente. Su Santidad asiste a la junta con mal disimulada indiferencia. Poco le importa la Laguna, aunque el proyecto es de suma importancia. Trascendental.
Impostergable.

Pero la noche anterior el Papa ha cenado con Leonardo y sabe que el "Insonoro", su proyecto personal, está casi finalizado. "Sólo faltan algunos detalles", había dicho Leonardo.
La buena noticia acrecentó el por lo general frugal apetito del Pontífice, que dio cuenta de tres raciones de bacalao a la piamontesa, abundantes alubias y habas y una generosa provisión de su postre favorito: Cappezzoli di Venere (Pezones de Venus), una mezcla explosiva de castañas con cognac.

De pronto, algo nubla el apacible semblante de Su Santidad: un conocido temblor, seguido de una dolorosa contracción de sus intestinos le transforma la sonrisa en un rictus. León X comprende sin sombra de duda que necesita mover el vientre con urgencia, y que lo que se avecina tendrá dimensiones apocalípticas.

Se le escapa un gemido, y tal vez algo más.

Alza una ceja interrogante el duque Julianno, se acerca solícito el Cardenal Bertoglio, detiene su exposición Michelángelo Buonarroti. Todos miran expectantes al Santo Padre.
León X sabe que no puede detener la reunión, y una súbita inspiración lo tranquiliza: ordena a Leonardo que le acerque el "Insonoro".
No abandonará el recinto, continuará la reunión mientras la nueva maravilla de Da Vinci entra en funciones.

Duda Leonardo, pero sabe que no puede negarse: los miradas de Rafael y de Miguel Angel, socarronas, lo trastornan. Y sin embargo, el artefacto no fue probado nunca...
Alza al Papa un dedo acuciante:
- Maese, súbito, per pietá.

Corre Leonardo hasta su taller, casi está volviendo antes de haberse ido, vuela el genio por los sagrados pasillos...
Y estrella el "Insonoro" en una curva demasiado cerrada: no parece haber daño, pero nada es seguro.

Irrumpe Leonardo en el salón y León X casi se tira sobre el insonoro... Apenas dos metros y una delicada cortina lo separan de la mesa del debate. Imperturbables, los cardenales, los obispos, el Duque y todos los presentes simulan seguir con la reunión, procuran darle algo de intimidad al Papa.

- Io dico che la profunditá della Lagunesa... - comienza Miguel Angel, cuando sobreviene el desastre.

***

Tal vez fueron los detalles que faltaron.
Tal vez fue el golpe en la curva cerrada.
Tal vez el aparato estaba perfecto, pero el bacalao y las castañas pudieron más. Muchísimo más.
Leonardo fue desafectado para siempre de la corte de León X.
Y a éste, vulgarmente, se lo empezó a llamar "il Caca".

Se desconoce el destino del "Insonoro", lamentablemente.

martes, agosto 03, 2010

Encuesta


Hay una nueva encuesta. En este caso dedicada a Cintia Fritz, amiga y Productora Integral de Contenidos Creativos.

La vamos discutiendo aquí, si quieren (a la encuesta, no a Fritz que es indiscutible).

domingo, julio 25, 2010

Il Bolonqui di Maurizio


Un buen artículo de Alejandro Borensztein en Clarin de hoy, analizando en cocoliche el caso Macri y las escuchas, con la libertad que da el humor para decir con claridad todo lo que, de otra forma, es mucho más difícil.
Imperdíbile.

"Comme è la situazzione? Io se lo explico. Il Compagno Mauri ha nombrado Capo de la Polizia al comisario Fino Palacios, molto custionatto per tutta la societá. Tutti le abbiamo detto a Mauri: no lo nombre al Fino, no lo nombre al Fino, pero el chambone di Maurizio no dio bola . Iguale que en el futbol: guarda con il palo della barrera, guarda con il palo della barrera. Muñeco Gallardo, diestra magistrale, el Pato Abbondanzieri estrolado contra il palo, la bocha adentro."

LEER COMPLETO

sábado, julio 24, 2010

Música para conocernos


Alguna vez fue parte de un ritual más inocente, apenas música de fondo o el preludio auditivo de otros placeres sensoriales: mi acompañante o yo escogíamos un disco casi al azar, para amenizar la velada o para iniciar cabalmente el ya dicho preludio, para estimular obedientes membranas con el viejísimo argumento de la música.

Alguna vez hubo celebradas coincidencias en la elección, y también hubo desilusiones que pudieron soslayarse, y por supuesto hubo cosas directamente inaceptables, como una nota (justamente) demasiado discordante en una melodía que empezábamos a armar juntos y que requería que no hubiera notas demasiado discordantes.

Digo alguna vez, porque con el tiempo intercambiar canciones dejó de ser, para mí, preludio o fondo o simple decorado, para convertirse en una forma fidedigna de evaluar acompañantes, en un método sutil pero férreo de evitar inversiones destinadas al fracaso.
¿Hubiera tenido sentido insistir, si a mi Gershwin le respondían las Spice Girls?

Alguna vez la canción elegida por alguna determinó que me retirara inmediatamente y sin mayores explicaciones, que dejara a mi acompañante como naufragando sola, a la deriva de una marea musical inaceptable y que la hacía a ella inaceptable, mientras mi proa (digamos) enfilaba inexorablemente hacia la puerta de salida, y el gesto de calzarme los auriculares antes de salir era como desplegar todas mis velas en un gesto definitivo de adiós.

Alguna vez me he quedado, a pesar de todo, y he soportado estoicamente un Luis Miguel, por ejemplo.
Lo he soportado porque mi acompañante ofrecía muy buenas compensaciones, pero al mismo tiempo la colocaba en una categoría distinta, inferior, precisamente la de las apenas soportables por las compensaciones, pero alejada definitivamente de cualquier categoría superior.

Advierto críticas en el ceño de los lectores, o tal vez descreimiento. ¿Abstraen ustedes del gusto musical a la hora de elegir acompañantes? ¿Les parece poco importante?
Pues allá ustedes.
Comprobarán más temprano que tarde que hubieran debido prestar más atención a esas cosas, y se hubieran evitado "inexplicables" desencuentros.

Por mi parte, tal vez he consentido un Luis Miguel, pero nada más allá, y mi vida sentimental no ha cesado de mejorar.

jueves, julio 22, 2010

Premio Oblogo

Premio Oblogo Hipotecario

La gente de Oblogo me obliga a que los haga votar por mí a la fuerza en la nueva edición del Premio Oblogo-Hipotecario. Van directamente desde el link de arriba hasta los números 31 y 33 y donde ven mi nombre, van y me votan (traten de hacerlo al menos unas 15 veces, si los rebota el sistema les digo como crackearlo).

Cumplan con su deber de ciudadanos.

miércoles, julio 21, 2010

Mi vida con anteojos de cerca


Hasta hace 6 meses yo veía perfectamente. Un día puse un libro a la distancia acostumbrada y ví todo borroso; se aclaró un poco recién cuando lo puse como 30 centímetros más lejos de lo habitual. Así, de un día para otro.

Yo pensaba que eso era un proceso más gradual, que iba a tener días y días, algo así. Pero no: a partir de ese mismo momento tuve que empezar a leer desde más lejos. Resistí la visita al oculista como 4 meses, porque sabía lo que me iba a decir: que era una cosa de la edad (46) y que iba a tener que usar anteojos. Pero es muy incómodo leer en la cama con los brazos estirados al mango, como si tuviera yeso, así que hace un mes fui al oculista y me dijo lo que yo ya sabía. Di un par de vueltas más, pero la semana pasada encargué los anteojos para ver de cerca, y me los dieron esta semana.

Y enseguida descubrí un par de cosas interesantes.

Antes, mal que mal, yo tenía una idea formada de mi mundo inmediato, del mundo que empezaba, digamos, 10 centímetros más allá de mi nariz y se extendía hasta el metro (porque después de ese metro crítico, yo veo perfectamente, dicen). O sea, no sabía qué tan mal veía de cerca, pero tenía una idea formada de cómo era todo, y eso me servía muy útilmente.
Con la llegada de los lentes, mi visión cercana cambió drásticamente.

El escaso 1,25 de aumento me reveló un mundo completamente distinto. Y lo que es más importante: un mundo que ya no recuerdo haber visto nunca antes. Aparecieron detalles, texturas, colores más vivos, mis propias manos…
Entré en la high definition de golpe, merced a unos cristalitos colgados de un armazón.

Descubrí que las moscas tienen cara de buenas y que las motas de polvo en realidad son dodecaedros (esto tengo que confirmarlo, pero casi seguro) y que el pitirosporum ovale hace una danza extraña cuando quiere cortejar a la hembra, que es un poco mas chiquita pero tiene buenas gambas.

Mirá todo lo que me estaba perdiendo por no ir al oculista.

En comparación, el mundo más lejano, el que empieza más allá del alcance de mis lentes (el mundo que supuestamente veo bien) perdió bastante gracia porque no puedo enfocarlo para comprobar si tiene más cosas de las que veo, o si son muy distintas a lo que yo creo ver, o si las palomas que pasan volando tienen parásitos entre sus plumas (de cerca sí tienen, y son bien asquerosos. ¿Tendrán cosas pegadas las alas de los aviones? ¿Serán dodecaedras las gotas de agua cuando ya están en las nubes?).

En definitiva: ahora tengo la duda de si veo bien de lejos, o es que tengo una idea formada que coincide con la de los oculistas, y andá a saber lo que me estoy perdiendo.

martes, julio 20, 2010

Amigos

Elijo a mis amigos no por la piel u otro arquetipo cualquiera,
pero sí por sus pupilas.
Tienen que tener un brillo cuestionador y tonalidad inquietante.

No me interesan los buenos de espíritu ni los malos de hábitos.
Me quedo con aquellos que hacen de mí un loco y un santo.
De éstos no quiero respuestas, quiero mi revés.
Que me traigan dudas y angustias
y aguanten lo que hay de peor en mí.
(Para eso, sólo siendo locos)

Los quiero santos para que no duden de las diferencias
y pidan perdón por las injusticias.

Elijo a mis amigos por la cara limpia y por el alma expuesta.
No quiero solamente el hombro o la falda,
quiero también su mayor alegría.
Amigos que no ríen juntos, no saben sufrir juntos.

Mis amigos son todos así: mitad tontería, mitad seriedad.
No quiero risas previsibles ni llantos piadosos.
Quiero amigos serios,
de aquellos que hacen de la realidad su fuente de aprendizaje,
pero que luchan para que la fantasía no desaparezca.

No quiero amigos adultos ni estudiantes.
Los quiero mitad infancia y otra mitad vejez.
Niños, para que no olviden el valor del viento en el rostro,
y viejos, para que nunca tengan prisa.

Tengo amigos para saber quién soy.
Pues viéndolos locos y santos,
tontos y serios, niños y viejos,
nunca me olvidaré que la normalidad es una ilusión imbécil.

Oscar Wilde
Gracias a Sarita (no tan santa pero sí muy loca) por mandármelo.

lunes, julio 19, 2010

Revelaciones

De Bill Hicks

En YouTube pueden encontrarse 8 videos con el show “Revelaciones” de Bill Hicks, en Londres. Es todo muy bueno, aunque muy jugado (¿aunque?): Bill estaba a favor de la pornografía y las drogas y en contra de ciertas creencias más bien conservadoras, y era muy explícito y procaz, y a veces exageraba tanto que él mismo decía: “Eh, Bill, esto se está poniendo un poco raro.”

De todas formas, los que pretendan juzgarlo por bocasucia o por drogón o por burlarse de cosas "sagradas" deberían, tal vez, empezar por el final del show, cuando dice:


¿Tiene un punto mi acto? Yo diría que sí.

El mundo es como un paseo en un parque de diversiones. Y cuando decides subirte piensas que es real porque así de poderosas son nuestras mentes. Y el paseo va arriba y abajo, da vueltas y vueltas, tiene emociones y escalofríos y colores brillantes y es muy ruidoso y divertido por un tiempo. Algunos han estado en el paseo por un largo tiempo y se empiezan a preguntar: “¿Esto es real o es sólo un paseo?” Y otros se acuerdan y vuelven y dicen: “Ey, no te preocupes, no tengas miedo, nunca, porque es sólo un paseo”

Y entonces…matamos a esa gente.

“- Cállenlo. Hemos invertido mucho en este paseo. Cállenlo. Miren mis arrugas de preocupación, miren mi gran cuenta bancaria y mi familia. Esto tiene que ser real.”

Es sólo un paseo. Pero siempre matamos a esos buenos tipos que intentan decírnoslo, ¿alguna vez lo notaron?, y dejamos que los demonios corran libres.

Pero no importa...porque es sólo un paseo.
Y podemos cambiarlo cuando queramos. Es sólo una elección, sin esfuerzo ni trabajo, sin empleos, sin ahorrar dinero.

Una elección, ahora, entre el miedo y el amor.

Los ojos del miedo quieren que pongas cerraduras mas grandes en tus puertas, que compres armas y te encierres. Los ojos del amor, en cambio, nos ven a todos como uno. Eso es lo que podemos hacer para cambiar el mundo ahora, para un mejor paseo.
Tomar todo el dinero que gastamos en armas y defensa cada año, y en vez de eso, emplearlo para alimentar, vestir y educar a los pobres del mundo, lo cual nos sería recompensado de muchas formas.

Ni un solo ser humano excluido.

Y podríamos explorar el espacio, juntos, por dentro y por fuera, para siempre, en Paz.

domingo, julio 18, 2010

Aflojá, Granata




Bonito, pero falso

Me llega un powerpoint lindo, que dice que las formas de los números arábigos se corresponden con una cantidad de ángulos igual al número que representa:


Y la teoría abarca perfectamente al Cero, que ya era conocido por los árabes:



Bien, muy bonito.
Pero también muy falso.
Investigando un poco el asunto (¿Qué? ¿Ustedes no verifican cualquier información antes de pasársela a otros, por más bonita que parezca?) parece que los símbolos no tienen nada que ver con ángulos, y mucho menos los originales. Parece que ni siquiera son árabes, sino que fueron inventados por mátemáticos persas en la India (otros dicen que en China): los árabes los introdujeron después en Europa.

El artículo de Wikipedia no lo dice categóricamente, pero a mí me suena a que los actuales son mucho más accesibles a los moldes tipográficos de la imprenta, en pleno auge en Europa por esa época.


De todas formas, la explicación de los ángulos es bonita, es elegante y es hasta mnemotécnica. Parece casi perfecta, pero es falsa.
Duele (un poco) aceptar estas cosas, estos plantones que nos hace la realidad.

Hace poco, mi amiga Sarita me mandó un ppt precioso, con música del concierto de Aranjuez y todo, donde se contaba esta historia:
El pintor Alberto Durero provenía de una familia muy pobre (el padre trabajaba hasta 18 horas en las minas de carbón para poder alimentar a su familia). Tanto él como uno de sus hermanos (parece que eran muchos más) tenían el sueño de estudiar pintura, pero era imposible que ambos pudieran. Entonces decidieron que uno iría a estudiar mientras el otro continuaría ayudando al padre en las minas, y cuando terminara cambiarían los roles y el otro hermano podría estudiar también.

Pero resulta que cuando Alberto volvió después de cuatro años y quiso reemplazar a su hermano, el otro tenía las manos demasiado estropeadas y no pudo hacerlo (esto, por supuesto, relatado más o menos así: "En el silencio que siguió a la propuesta de Alberto, se escuchó el sollozo del hermano, quien, mostrando sus manos destrozadas por el cruel trabajo, expresóle: No, hermano mío, para mí es demasiado tarde, pero estoy feliz de que mis manos deformes hayan contribuído a realizar tu sueño...")

Después, Durero se haría famoso por sus obras sobre manos:

¿Y de quién serían esas manos que Durero pintaba con afán y devoción? Pues de su hermano, el carbonero.

Moraleja: Nadie triunfa solo, etc.

Bonito, pero completamente falso (¿Qué, ustedes no verifican...?) El padre de Durero era un acomodado orfebre húngaro, de los hermanos no se sabe casi nada, etc.

¡Qué manía de adornar historias, o directamente inventarlas! ¿Por qué hacemos esas cosas? La realidad está llena de historias impresionantes, de deliciosas casualidades, de invenciones geniales, de actos heroicos supremos, de belleza verdadera y no inventada. Al inventar o tratar de mejorar una historia, no solamente falseamos los hechos sino que disminuimos las historias verdaderas, como si les concediéramos poco valor y entonces necesitáramos inventar otras. Como si la obra de Durero fuera flojita si no le ponemos al hermano sacrificado y al padre carbonero (18 horas diarias en la mina, ni una menos).

Otra: Ésta habla de un gris empleado en la Oficina de Patentes de Berna, Suiza.

No debe sorprendernos el humilde puesto, porque el joven desde la infancia ha demostrado problemas para expresarse, lo que llevó a pensar que tenía algún tipo de retardo. Tuvo problemas en la primaria, de aprendizaje y de conducta, y en el bachillerato le dijeron con claridad que nunca llegaría a nada. De hecho, al intentar matricularse en el Politécnico, fue rechazado por una nota deficiente en Letras. El único negocio que intentó montar con un tío, terminó en un rotundo fracaso económico. Encontrarlo en una oficina menor es lo lógico. Y sin embargo...

Se podrían agregar más vicisitudes al comienzo de la historia, para que destaque el final feliz. Se podrían agregar...si fuera inventada. Pero es la historia verdadera de Albert Einstein, y no hace falta agregarle ni una partícula subatómica.

viernes, julio 16, 2010

Lo que yo haría


Algunos estamos más entrenados en pertenecer a minorías de algún tipo.
Yo, salvo en el club de fútbol, digamos que tengo bastante entrenamiento: jamás ganó uno de los que voté para presidente (iba a desvirgarme con Kirchner en segunda vuelta, pero Menem me sacó hasta esa posibilidad), soy ateo desde la época que estudiaba en el Sagrado Corazón de Jesús de Boulogne, hice campaña para el MAS mientras estudiaba en la Universidad de Belgrano (bueno…aparte de minoritario soy algo desubicado, es cierto) sigo siendo fumador a pesar de la moda en contra, me cae bien Marley…en fin, tengo entrenamiento.

Y acaso tengo también la sensibilidad necesaria o lo que haya que tener para entender otras minorías (y no tanto) a las que no pertenezco: sé positivamente que pasar hambre debe ser terrible, sé que el maltrato familiar debe ser de las experiencias más traumáticas, sé que padecer una enfermedad grave te tiene que movilizar de otras maneras. Sé un montón de cosas.
Las “sé”, no es que “me las puedo imaginar” o que sólo me las banco más o menos porque soy “abierto”: las “sé” y puedo ponerme en el lugar del otro, aunque sea mínimamente, y ése mínimo alcanza para que no pueda nunca ponerme en sabelotodo o en intransigente ciego o en dueño de la verdad o en creerme mejor que nadie por el hecho de (en algunos casos) pertenecer a la mayoría, o a los no tan afectados, o a los que sin haber hecho ningún esfuerzo conciente la naturaleza quiso que fuéramos heterosexuales.

Porque mi inclinación sexual no es mérito mío de ninguna manera, señora.
A mí, señora, me gustan las nenas desde que estaba en jardín de infantes y Valentina se levantaba la pollerita en el arenero. Después la remé, señora, digamos que la consolidé, que confirmé que lo del arenero no era un hecho aislado, y nunca necesité cuestionarme lo que me pasaba por ese lado.
Pero méritos no hice, señora. Era lo que me pasaba, es lo que me pasa, lo que me gusta, lo que necesito, simplemente, y no admite cuestionamientos. Es como algo de fábrica y que justamente coincide con lo que le pasa a la mayoría.
En algún rubro la tenía que pegar, señora.

Peró sé, sobre todo, que eso no me hace ni mejor ni peor ser humano. Eso no.

Pero el entrenamiento que mencionaba sirve, andar siempre armado hace que uno camine tranquilo hasta cuando no anda con el revólver (es una metáfora, señora), y acaso esa tranquilidad sea la que le permita a uno opinar o decidir menos dramáticamente. Uno, así, tranquilamente, dice “Okey, homosexuales hay desde que la humanidad es humanidad, casi todos buena gente (por lo menos lo que yo conozco), algunos incluso han sigo geniales…no todos, obviamente, tal cual como pasa con los heteros…¿por qué les vamos a exigir algo que a los heteros ni se nos ocurriría exigir? ¿No decimos que “el comportamiento sexual no determina a la persona”? Y si les atrae alguien del mismo sexo como me pasa a mí con las nenas desde el jardín y la Valentinita, ¿qué le van a hacer? Nada, tienen que hacer lo que les salga y listo. Y deberían tener todas las leyes y todo lo que esas leyes impliquen, por supuesto.”

Uno piensa cosas así, tranquilamente, y sigue mirando el partido o cocinando o se pone a pensar en cosas que le parecen verdaderamente más preocupantes, cosas que (acá sí) uno cree que deberían movilizar a las masas y provocar acalorados debates en cada esquina, como por ejemplo qué mierda es la teoría de cuerdas, si es una teoría en serio o si a Stephen Hawking le habrá chocado un Scania la sillita esa que usa, algo así. Pero en general uno más bien sigue mirando el partido. Tampoco hay que exagerar.

Pero evidentemente no a todos les pasa lo mismo. A la mayoría le cuesta muchísimo entender a la minoría, cualquiera que sea la minoría en cuestión y sobre todo la homosexual. Le cuesta entender, no digamos ya ponerse en el lugar del otro porque es impensable, no les entra en la cabeza, imaginate en el culo.
La mayoría siempre tiene problemas para entender a las minorías.

Y acá viene el humilde aporte que ya el título prefiguraba: lo que yo haría (para los que tienen problemas en eso de ponerse en situación) es, antes de que empiecen a opinar y/o votar y/o a amenazar al pedo, es decretar la obligatoriedad de ponerse en el lugar del otro por ley o por decreto o mejor por DNU que es más llamativo. Es decir, antes de anunciar que estamos estudiando tal ley de lo que sea y que cualquier almóndiga empiece a decir pavadas, agarramos a todas las aludidas almóndigas y los ponemos en situación idéntica a la minoría esa de la que vamos a legislar algo y a la que las almóndigas les gritan cosas y les hacen la vida imposible.

Se entiende mejor con un ejemplo, me parece.

Lo que yo haría en el caso del matrimonio gay, es declarar no válidos a todos los matrimonios de almóndigas heterosexuales habidos a la fecha, declarar que los que estaban así casados son en realidad unos entes abominables que merecen que les tajeen los genitales con una Gillette (todo esto propalado y legitimado a través de iglesias, programas de televisión bien dudosos y definitivamente hijos de puta, etc), declarar que los hijos son unos seguros depravados y violados seguros también y obviamente que se los sacamos (a los hijos) para dárselos a unos padres más mejores que ya veremos nosotros cuáles serán, ajá, y que a partir de la fecha, además, tienen que empezar a tocarse con ganas, pero solamente entre almóndigas del mismo sexo y valor intrínseco (esto del intrínseco lo pongo para joder, nomás)

Y por supuesto, los putos les tienen que gritar cosas y hacerles la vida imposible o van en cana los putos por no colaborar con la causa.
Archivesé, el último cola de perro, etcétera.

Eso para el matrimonio gay. Para otros temas, soluciones análogas e igualmente serias, y vas a ver cómo este país sale adelante.


viernes, julio 02, 2010

Cosas del mundial

Me encantó el "Kimi Ga Yo", el himno de Japón. Me inmovilizó cada vez que sonó, tan solemne, tan hermosísimo.
Va en cualquier película, además, en alguna escena trascendental, y es absolutamente Japón por donde se lo escuche.

Averigué que hay controversia por la identificación del emperador con una deidad (en la letra) y por el neto corte militar de todo el himno.
Pero eso lo supe después de que me encantara, así que hagan de cuenta que no saben nada.

La alegría no es solo holandesa


jueves, julio 01, 2010

La teoría del todo (1 de 5)

"Einstein pasó la mayor parte de los últimos años de su vida buscando infructuosamente una teoría unificada, pero no era el momento oportuno, pues sabía muy poco de las fuerzas nucleares. Por otra parte, Einstein se negaba a creer en la realidad de la mecánica cuántica, a pesar del muy importante papel que él había desempeñado en su desarrollo. Sin embargo, parece ser que el Principio de Incertidumbre es una característica fundamental del Universo en que vivimos"

..."las teorías de cuerdas solo parecen ser consistentes si el espacio-tiempo tiene entre 10 y 26 dimensiones, en lugar de las 4 habituales."

..."¿Por qué no advertimos todas esas dimensiones extra si realmente existen? ¿Por qué solo vemos 3 dimensiones espaciales y 1 temporal? La sugerencia consiste en que las otras dimensiones están curvadas en un espacio de tamaño muy pequeño, algo como una millonésima de millonésima de millonésima de centímetro...Tan pequeño que no las advertimos. Es como la superficie de una naranja: de cerca está curvada y arrugada, pero si se mira de lejos no se advierten los bultos y parece suave. Lo mismo ocurre con el espacio-tiempo. A escalas grandes no se ve la curvatura ni las dimensiones extra. Pero a escala muy pequeña es decadimensional." (Stephen Hawking, "La teoría del todo")

"Pero recuerden que ésta es una obra de ficción. La realidad, como siempre, será mucho más extraordinaria." (Arthur Clarke, "Odisea 2001")


lunes, junio 28, 2010

400 años después, pero casi igual


"En 1.981 di una conferencia sobre cosmología en el Vaticano. La iglesia católica había cometido un lamentable error con Galileo cuando impuso su ley sobre una cuestión científica declarando que el Sol giraba alrededor de la Tierra. Ahora, siglos más tarde, había decidido que sería mejor invitar a varios expertos para que le aconsejaran sobre cosmología.

Al final de la conferencia se nos concedió a los participantes una audiencia con el Papa Juan Pablo II. Él nos dijo que estaba bien estudiar la evolución del universo después del Big Bang, pero que no deberíamos investigar sobre el propio Big Bang porque eso era el momento de la creación y, por consiguiente, la obra de Dios.

Entonces me alegré de que él no conociera el tema de la charla que yo acababa de dar en la conferencia, pues no tenía ganas de compartir el destino de Galileo."

(Stephen W. Hawking, "La teoría del todo", pág. 87)

Brasil - Holanda

Atenti con los bolsillos

¿Qué offside?


jueves, junio 24, 2010

¡Felices cumpleaños!


¿Podemos pedir los 6 deseos nosotros?

Que se quede, que se quede, que se quede.

Que entre por fin, que entre por fin, que entre por fin.

Listo. Sigan con lo suyo.

sábado, junio 19, 2010

El idioma de la infancia

por Hernán Casciari , desde España

¿A que cuesta explicar la patria en abstracto? Ustedes, los que viven en ella, están casi obligados a hacerlo en estos días, por culpa del Bicentenario. Se rompen la cabeza para encontrarle una respuesta a dos preguntas: ¿qué es Argentina?, ¿qué es ser argentino?

Los números redondos generan la urgencia, falsa, de practicarle un subtotal a la identidad. La patria cumple 200 años y entonces, a las apuradas, ustedes tienen que explicarla, tienen que decir por qué quieren a la patria, por qué vale la pena quererla. De repente, tienen que trazar la línea del afecto y de la filiación para seguir adelante. Les diré algo: claudiquen. No se rompan la cabeza, dense por vencidos. Los que vivimos fuera del país (y sobre todo, los que tenemos hijos que han nacido fuera de Argentina) hacemos ese esfuerzo vano todos los días -mañana, tarde y noche-, no una vez cada doscientos años. Y nunca llegamos a ninguna conclusión

LEER COMPLETO

viernes, junio 18, 2010

Para el "Catorce"

Flaco, ojalá leas este post, porque me hiciste pasar una tarde divertidísima.
Entre el triunfo de Serbia sobre Alemania y tus comentarios en fotoblogs, hacía rato que no me reía tanto.

Te cuento cómo te descubrí: fui a la página de Olé a palpitar Alemania-Serbia, y encontré el anuncio del fotoblog de Marielita (¿Ahí? Sí, ahí, casi llegando al final). Obvio, fui a ver las fotos, pero soy más de leer comentarios y ahí, entre la maraña de infames pelotudos que se hacen los románticos, apareció tu innegable luz justiciera, y me iluminó la tarde gris.

Explico: más allá de que cada uno pone lo que quiere, debería hacerse cargo de la foto que sube, y los que comentan otro tanto.

Si una mina (ésta no es precisamente Marielita, pero el estilo es el mismo) pone una foto así

no es posible que alguien (no el "Catorce", por supuesto: un tal "Misha") le diga "tus ojos hablan de sinceridad". ¿Qué ojos, imbécil? ¿Cómo le viste los ojos? Además de ser baboso, arrastrado y cursi, sos muy pelotudo, Misha:


En oposición a tanta tilinguería de uno y otro lado (la foto de esta chica es de las menos zarpadas, y el comentario de Misha de los mejor escritos), el "Catorce" adopta lo que a mi juicio es la posición más lógica y noble (y la única divertida): palo y palo para todas y todos. Ante la queja injustificada de algunas (con fotos más que escandalosas), dirá el "Catorce", con la simpleza de los grandes pensadores:


A partir de esta férrea línea de pensamiento, todo un arsenal poético basado tal vez en Bocaccio o en Quevedo o hasta en Mostaza Merlo, eso aún no lo sé, pero voy a averiguarlo si el "Catorce" se entera de este post como espero.


Por supuesto, hay cosas del "Catorce" irreproducibles, hay cosas directamente enfermizas, pero yo creo que nunca están exentas de una profunda carcajada, de un inquebrantable espíritu de cagarse de risa de los verdaderos enfermos: las que ponen fotos casi en bolas y después se ofenden y los que se hacen los románticos pero piensan lo mismo que el "Catorce" (y dicen cosas muchísimo más lamentables). Sobre todo contra éstos (me parece) es la verdadera Cruzada:


Lo más gracioso, para mí, es encontrar al "Catorce" siempre en el medio de los románticos, llamando al pan, pan y al vino, vino. Y hasta con cierta seriedad, con cierta poesía él también, podría decirse:


Por último, un comentario revelador del "Catorce", el que me decidió a dedicarle este post, el que confirma de qué y contra qué va la cosa: ante varias fotos de una chica linda pero totalmente vestida, en poses inocentes, aclara el supuesto degenerado:

Tomá. ¿A ver quién es el verdadero romántico, a fin de cuentas?

"Catorce": chapeau.

miércoles, junio 16, 2010

lunes, junio 14, 2010

Disculpas a lo De Narváez




"En realidad le quise decir facho sicópata hijo de mil putas: derechoso dicen los putitos como Redrado", explicó el Colorado

jueves, junio 10, 2010

Siempre los mismos

Un poco está bien, porque uno quiere saber algunas cosas de la vida de los "artistas". Pero cuando ya no se habla para nada de la parte artística, sino solamente de los escándalos permanentes de ciertos personajes de la farándula, cuando los despelotes personales duran más que la obra en el teatro, cuando uno lee la nota o mira el reportaje por morbo del intestino y no por delectación del espíritu, ahí es cuando uno se pregunta si realmente se trata de artistas o simplemente de gente que ha hecho un arte (y un negocio) de la ventilación de sus intimidades más escabrosas.

Uno se pregunta, por ejemplo, por qué no sabe casi nada de la vida privada de verdaderos artistas y, en cambio, tiene que enterarse todas las semanas del nuevo escándalo con drogas protagonizado por Marcos Mundstock; uno se pregunta por qué tenemos que estar al tanto de las peleas de Daniel Rabinovich con todas sus ex mujeres, por qué tenemos que enterarnos de los golpes que Carlos Núñez Cortés le propina a su madre anciana, ¿qué nos importa el último auto lujoso que se compró Jorge Marona (y que nos refriega durante 20 páginas de las revistas de actualidad)?

¿Qué nos interesa que Carlos López Puccio sea homosexual, por el amor de Dios? ¿Es necesario que nos enteremos de la frecuencia con que sodomiza al ya mencionado Marcos Mundstock? ¿No es demasiado que además ambos le hagan juicios a cada rato y por cualquier cosa a Rabinovich, y que Marona defienda un rato a cada uno?
¿No son siempre estos mismos personajes nefastos? ¿No estamos hartos de ellos?

Por suerte existen los otros, los verdaderos artistas, de los que sólo conocemos su arte y es más que suficiente.
¡Gracias, Les Luthiers! (¡Y perdón! ¡Podrían mandarse una macana de vez en cuando!)

lunes, junio 07, 2010

¿Para qué leen la Biblia los ateos?



Nota: en el minuto 3, donde se ha traducido "estrechos de mente", en realidad dice "ignorants", como puede observarse en el video original (que preferimos ampliamente)


jueves, junio 03, 2010

Eva


La Eva Mitocondrial es una mujer africana que en la evolución humana correspondería al ancestro común más reciente femenino que poseía las mitocondrias de las cuales descienden todas las mitocondrias de la población humana actual. Por ello, al seguir la línea genealógica por vía materna de cada persona en el árbol genealógico de toda la humanidad, la Eva mitocondrial correspondería a un único antepasado femenino de la cual diverge toda la población actual de Homo sapiens.

Una comparación del ADN mitocondrial de distintas etnias de diferentes regiones, sugiere que todas las secuencias de este ADN tienen envoltura molecular en una secuencia ancestral común. Asumiendo que el genoma mitocondrial sólo se puede obtener de la madre, estos hallazgos implicarían que todos los humanos vivos descienden en última instancia de una sola mujer.

¡Nunca esa carta, Roger!

La chica tenía que hacerle una broma a su novio para ganarse un MP3.
Pero lo agarró dormido, y Roger jugó la carta que nunca hay que jugar, por más complicada que venga la mano (y por más descerebrada que sea tu novia, como para hacer bromas como ésta):



lunes, mayo 31, 2010

Los cuernos de Moisés



Exodo 32:15. Y volvió Moisés y descendió del monte, trayendo en su mano las dos tablas del testimonio, las tablas escritas por ambos lados; de uno y otro lado estaban escritas.

16. Y las tablas eran obra de Yahvé (1), y la escritura era escritura de Dios grabada sobre las tablas.

17. Cuando oyó Josué el clamor del pueblo que gritaba, dijo a Moisés: Alarido de pelea hay en el campamento.

18. Y él respondió: No es voz de alaridos de fuertes, ni voz de alaridos de débiles; voz de cantar oigo yo.

19. Y aconteció que cuando él llegó al campamento, y vio el becerro y las danzas, ardió la ira de Moisés, y arrojó las tablas de sus manos, y las quebró al pie del monte.

- ¡Pero qué hacés! - dijo Josué - ¡Cómo vas a romper las tablas!

- Uy...

- !Vos le estuviste dando al harmal (2), sos un pelotudo!

- Me saqué, me saqué. Y bueno...

- ¿Y ahora?

- ¿Vuelvo y le pido otras?

31 Entonces volvió Moisés á Jehová, y dijo: Ruégote, pues este pueblo ha cometido un gran pecado, porque se hicieron dioses de oro, 32 Que perdones su pecado, y si no, ráeme ahora d...

- ¿Ráeme?

- Sí, mi Señor, ráeme: verbo transitivo. 1. Raspar una superficie con otra que roza, quitando lo que sobresale; 2. Igualar con el rasero; 3. Extirpar o eliminar completamente algo.

- Ah... Ok. Pero basta de poner numeritos en medio de la conversación.

- Bueno, como Tú lo haces...

- Pero...¿qué les pasó a las Tablas que acabo de darte?

- Estaban todos de joda, Señor, y les tiré con lo primero que tenía...

- ¿Las Tablas? ¿Las Tablas escritas con Mi propio Dedo?

- Y sin faltas de ortografía, sí, muy bonitas.

- ¡Pero cómo pudiste! ¿Te das cuenta de lo que acabas de destruir, Moisés?

- No me digas que no habías hecho una copia...

- ¡Ah, insensato! No sólo eran mis Mandamientos, era la única prueba tangible de Mi existencia, la prueba incontrovertible y casi indesctructible. ¡Imagínate! ¡Piedras talladas por Dios!

- ¿Y no las podrías hacer de nuevo, aunque sea más chiquitas...?

- Moisés, no sólo haré que mueras antes de llegar a la Tierra Prometida: tu esposa Sefora va a serte infiel con todos los hombres del Éxodo...más algunos del Pentateuco, del Levítico y si fuera por mí hasta del Martín Fierro.

- ¡Piedad! ¡La Piedad!

- Ah...acabas de darme otra idea: para que nadie olvide el castigo que te impongo, habrá un escultor famoso que dará tres obras inmortales para toda la posteridad: La Piedad, el David y un gran Moisés Cornudo...

- ¿David no te ofendió gravemente con un adulterio y un homicidio?

- Ya vas a ver el pitito que le hará Michelángelo...



(1) Yahvé: dios especializado en devolver la vista a los ciegos. De ahí el nombre.

(2) Lo dicen en este foro cristiano , yo no tengo nada que ver con eso.

miércoles, mayo 26, 2010

Como si fuera mi casa


No entiendo mucho a la gente que dice que otro lugar es como si fuera la casa. Báh, entiendo, pero me gustaría que especifiquen un poco más.
Julio Bocca dice que el Colón es como si fuera la casa, Lalo Mir dice que la radio es como si fuera la casa, y supongo que Moyano debe decir que un Scania es como si fuera la casa.
Pero, ¿a qué se refieren exactamente? ¿Julio Bocca lee el diario en el baño del Colón? ¿Lalo hace asados en la radio?

Por otro lado, si Susana Giménez dice que Telefé es como la casa, cabe suponer que en la casa también evitan mirarle el ojo bizco, que le fotoshopean todos los retratos y que los familiares antes de colgar el teléfono le gritan que está divina.

Riquelme dice que la cancha de Boca es como si fuera la casa. No sé, será una casa con un jardín grande y una familia dividida, la mitad pateándote en contra, y encima llena de invitados molestos que gritan a favor de unos y otros: un quilombo la casa de Riquelme, me quedo con la de Susana.

Igual, todo bien con Román. Pero cuando un extranjero cualquiera, a los 15 minutos de aterrizar, dice que la Argentina es como si fuera la casa me da un poco de bronca. Vienen 3 salames de Estados Unidos a cantar boludeces y enseguida están diciendo que se sienten como en la casa. Andá a tu casa a sentirte como en tu casa, porque yo mi cuarto no lo presto y la parrillita menos. ¿Quién los invitó a estos confianzudos?

Porque ahí tenés la otra parte a la que quería llegar: a mí me parece que también, cuando uno dice eso de sentirse como en casa, en cierta forma está diciendo que es el que manda, y que si quiere andar en calzoncillos y apretar el dentífrico por el medio, te la tenés que aguantar. Yo sé que soy medio paranoico, pero no me digas que un poco no quieren decir eso.

Y entonces tenés a los presidentes que también dicen que la Rosada es como si fuera la casa de ellos, y la quinta de Olivos como la de fin de semana y como enseguida aplican la transitiva el país entero viene siendo el garage, el lavadero y el galponcito del fondo.

Mejor no sentirse tan a gusto cuando uno no está en la casa de uno. Mejor no dejar caer esa frase a la bartola; mejor usar los patines religiosamente y pedir permiso siempre.
No vaya a ser cosa que te toque uno medio posesivo y en cuanto le mires una naranja te saque de un patada en el culo por las dudas.

lunes, mayo 17, 2010

Querido diario



Hace rato que quiero sentarme a escribir, preferentemente ficción y cosas graciosas, pero me pasan cosas reales no tan graciosas que me quitan tiempo y ganas. Entonces, querido diario, quisiera aunque sea enumerar algunas de esas cosas a modo de exorcismo, a ver si la realidad se pone un poco las pilas y se da cuenta de que ya parece ficción...

1) Tenía la casa de mi madre vendida, después de 3 años de idas y venidas. Me hubiera venido genial, pero hubo problemas con unos planos, cosa que podría solucionarse si nos hubiéramos puesto de acuerdo con el agrimensor, pero la mujer del comprador (justo) tuvo un hijo y parece que tantas cosas juntas no pueden pensar, así que por ahora ellos están felices entre teta y caquita, pero no quieren saber nada conmigo y con mi casa no-planificada.
El nene es igualito al agrimensor, dicen. Por lo cagador.

2) Fui a un cumpleaños y bebí como de costumbre, ni más ni menos.
Pero se ve que me pegó distinto, porque al meterlo en el garage enrrosqué el auto de mi novia en el pilarcito de la entrada. Es el segundo inconveniente con un auto que tengo en casi 30 años de manejo, pero a mi novia esa impresionante estadística le chupó un huevo.

Incómodo el futón del living para dormir, sobre todo oyendo murmullos acusadores que vienen de la habitación, salmos exasperantes con palabras finalizadas en "udo".

3) El viernes pasado la policía me agarró a patadas la puerta de arriba de la casa de mi vieja (la de los problemas con el plano y el recién nacido cagador). No sé exactamente qué pasó, pero me llamó una vecina que se vé que quería tranquilizarme, porque dijo: "Desde acá escucho los golpes...Todo es muerte y desolación..."

4) Anoche, en la puerta de mi casa, alguien le chocó otra vez el auto a mi novia. Exactamente el mismo bollo que le hice yo, pero del otro lado.
Quedó re simétrico.

Hace juego con el que le hice yo, con los patadones de la yuta en la puerta, con el único agrimensor incorruptible del país que me toca a mí y no me aprueba los planos y con la caca del bebé que la huelo como si estuviera cagando acá, al lado mío, cosita santa.

Esto es más o menos el 10 % de los asuntos que me distrajeron. Otros no los puedo contar porque ni yo me los creo.

Son ciclos o algo parecido. Estás abajo y es más fácil que los canes te orinen, pero después la rueda comienza a ascender y agarrate, Catalina.
Se termina un ciclo y empieza otro, y quién sabe todo lo bueno que éste pueda depararte.

Yo soy optimista, querido diario.
Sobre todo cuando el comienzo de un ciclo coincide con mi cumpleaños.

17 de Mayo de 2.010