miércoles, octubre 21, 2009

Se comenta por ahí

Este es y será, probablemente, el post más impopular de este blog. Porque señalar algunas cosas que ya no soporto de los comentaristas de blogs es, por lo menos, una experiencia inédita y antipática.

Pero yo también soy comentarista en otros blogs, en todos los blogs que visito he dejado algún comentario, así que, tal vez, si declaro de movida que me incluyo inevitablemente en alguna de las categorías, pueda obtener cierta consideración de los futuros comentaristas de este panfleto estúpido, intrascendente, chupamedias, hiriente, interesado, despiadado, soberbio y/o malintencionado. Exactamente como los comentarios.

Aclaro: vengo de casi putearme con un comentarista anónimo en otro blog (no lo hice precisamente porque no es mi blog, y yo soy así de modosito), así que cierta temperatura intrínseca del escrito presente debe observarse a la luz de ese hecho. Me saltó la térmica por anónimo, por pelotudo, pero sobre todo porque anónimamente dejó más rápido al descubierto cierto comportamiento que también es observable en los no anónimos.

Y aclaro aún: Yo me considero enormemente afortunado con la gente que comenta acá, apenitas tuve que poner una vez la moderación de comentarios, porque en general me ha ido excelente, ha aparecido una gente impresionante y los comentarios están acorde. Pero esto es como un trabajo sociológico, y podemos opinar de lo que se ve por todos lados, ¿o no?.
No aclaro más, y voy a la clasificación.

Después de 3 años y medio de blog, después de casi 300 posts propios y de infinidad de otros recorridos, he visto que los comentarios pueden fácilmente separase en categorías bien definidas, y que la mayoría no son categorías precisamente virtuosas.

Hay comentarios intrascendentes

Está bien, no siempre se puede comentar algo ingenioso, o al menos gracioso, o quizás afectuoso. A veces el comentario ni siquiera tiene que ver con el post en sí.
Pero decir “Hola, pasé por acá” es de pendejo flogger, no dice nada, o en todo caso dice algo que no es necesario remarcar. Ya sé que pasaste, mató, pero…¿y?
Imaginate a Macaya Máquez, arquetipo del comentarista, diciendo “Acá estoy, en la cancha…”.
No, Enrique, eso ya lo sé.

Hay comentarios interesados

Son los que, con cualquier excusa, te hablan de su propio blog. La mayoría de las veces sin que tenga una verga que ver con nada.
“A propósito de tu post sobre las ballenas, en el mío escribí uno buenísimo…, pero sobre el pie de atleta en los maratonistas nigerianos. ¿Pasás?”

Ahora no paso nada, ahora me da mala espina que hayas puesto eso, me hace pensar que ni leíste el post: es más, no tenía nada que ver con las ballenas, yo hablaba de vallenatos.
No voy nada, sos más interesado que novia de Soldán.

Hay comentarios mala leche

Las 2 categorías anteriores tienen atenuantes: en general corresponden a gente novata, o muy tímida. Son intrascendentes porque le dio vergüenza decir algo más, o te invitan a su blog con cualquier excusa porque lo abrieron hace media hora y esperaban tener ya 400 comentarios, y no pasó nada de eso.
Pero las categorías que siguen se ponen más jodidas, sin atenuantes.

Los comentarios mala leche se dan, inexorablemente, en gente con alguna experiencia, con experiencia en blogs y con experiencia en ser mala leche, porque saben cómo hacer para jugar con ventajas. Gente que bajo las excusas más diversas, por ejemplo, la crítica constructiva (Ay, Casciari, ¿cómo los aguantás?), disfrazando un poquito el comentario, buscan pegarte donde más te duele, bajarte, rebajarte, y por el mismo precio, subirse ellos

¿Desde qué posición alguien que no escribe se arroga el derecho de ser crítico de los que sí lo hacemos?
Ya de movida estamos mal, el mala leche repartió los roles y está convencido de que puede hacernos el favor de criticarnos.
Muchas veces se suben al andamio, erróneamente, basados en el tiempo que hace que leen el blog.

Hay derecho de piso

Sí, hay. Un apartado especial merecen los mala leche que adscriben a lo anterior y suponen que la antigüedad es un grado. Estos moluscos tienen la particularidad de que no solamente arremeten ocasional y veladamente contra el autor del blog, sino contra otros comentaristas, basados en imaginarios derechos adquiridos.

“Serás mía o de nadie”, parece ser otra consigna. Porque le pegan descaradamente al dueño del blog, pero en cuanto aparece uno nuevo diciendo algo que no les parece o, tal vez, lo mismo que ellos pero con otras palabras, se le ponen inmediatamente en contra. Lo defenestran, lo tratan de minusválido, y hasta tienen la patología de ponerse nostálgicos, y añorar los tiempos en que éramos pocos y nos queríamos tanto.

Ni siquiera lo consultan al autor, a ver si le parece mal que lo lea gente nueva, o que incluso pueda renovarse parte del público, sobre todo los abiertamente mala leche.

Es gente que entendió mal el juego, gente que se comió que un blog es un diario íntimo al que es bueno que sólo algunos elegidos tengan acceso (sobre todo ellos, por supuesto: para leer de quién estás enamorado y ver cómo pueden cagarte la vida. Lo hacen hasta inconcientemente, pero no es excusa, no es atenuante. Cagate la vida solo, pelotudo).

Hay blogs que sí pretenden ser diarios íntimos, y mantener una relativa privacidad. Esos blogs, estimados mala leche, no son los públicos, los de acceso irrestricto. A esos blogs el autor les pone un derecho de admisión.
Los otros blogs se alimentan de gente que los visita, se enriquecen con los comentarios, y a cualquier autor lo reconforta (y le conviene) que lo lea siempre gente distinta.

Hay comentarios chupamedias

Y en general interesados, se entrelazan con aquellos, pero sin el atenuante de la ingenuidad, porque no les chupan las medias a cualquiera. Son comentaristas de blogs consagrados (vuelvo al ejemplo de Casciari), que no intentan aportar nada, sino figurar en el blog del famoso, aparecer siempre y aplaudirle cualquier bosta.

Parece que me contradigo, pero no (por lo menos, no acá): pareciera que esto se contradice con lo de criticar a los que critican, pero no. Una cosa es considerarte con derecho a la crítica malintencionada y como desde un andamio, y otra cosa es aplaudir cualquier bosta, que también es susceptible de aparecer en un blog bueno.

Para mí, no es necesario figurar siempre entre los aplaudidores, no es necesario que todo te guste y mucho menos es imprescindible que mientas sensaciones que ni de pedo sentiste (“Casi me descompongo de la risa cuando dijiste ‘culo’”) Dejá de mentir, eunuco. De lo contrario se empieza a sospechar de la intención de las alabanzas indiscriminadas.
Y está muy bien hacerlo.

Hay anónimos

Ah, los anónimos.
Cómo detesto a los anónimos que se hacen los piolas o que (supuestamente) te quieren pelear, pero siempre con la peor de las intenciones, siempre jugando con ventaja, siempre escondidos en el reputísimo anonimato.
Todas las categorías de malos comentaristas están incluidas en los anónimos malintencionados. Todas. Son un muestrario de patologías, y son pésimos comentaristas, para colmo.

El que se hace el guapo como anónimo debería ser descubierto por Blogger, o por Internet, o por Bill Gates, inmediatamente. Tras el comentario envenenado del anónimo, debería llegarte un mail de Billy diciendo: “Este putou vive acá”, y la dirección.
(Billy pronuncia “putou”, no es un error de tipeo)

Así que, dentro de todo, todavía hay que tener cierta consideración con el que comenta cualquier cosa, pero por lo menos no lo hace en forma anónima.
Se me podrá decir que yo tampoco entendí el juego, y que Internet es el reino de la impersonalidad, y que gracias a eso sarasa.
Mentiras, todas boludeces.
El juego sigue siendo el mismo, aunque algunos lo quieran jugar según sus propias reglas de mierda.

Hay buenos comentaristas

Claro que sí. Hay gente entusiasta, divertida, afectuosa, inteligentísima, hay gente que tiene la enorme deferencia de leer post largos, y encima aportar comentarios.
A las pruebas me remito.

35 comentarios:

laura dijo...

Yo tuve 300mil kilombos con comentaristas anónimos mala leche, y a mí, personalmente, me desestabilizan emocionalmente. No considero que mi blog, ni tu blog, sean para hacer grandes debates políticos, filosóficos ni religiosos -como el de nuestro teacher en común que es medio tirabombas- y que se pasa las puteadas bien por las bolas. Muero de intriga x saber cuál fue tu problema por que en todos estos años que compartimos lecturas de blogs, y que nos encontramos en muchos, tu posición es siempre diplomática, incisiva, graciosa. A vos te incluyo en la última de las categorías que describís. Y bien sabemos que no necesito ni quiero ser ni interesada ni chupamedias. Nos caímos bien de entrada y tu sentido del humor hace que sea tan agradable pasar siempre por acá.

Me cebé, escribí casi una entrada, no releo x q es tarde, pero es un temón este para mí, por eso no pude pasarlo de largo.

Mucho para pensar. Muy buena la clasificación. Que lo hayas graficado tan organizadamente a mí me ayuda a entender un poco más.

besos Muzzio.

Sergio Muzzio dijo...

No te voy a decir dónde fue, pero me saltaron al cuello por el famoso derecho de piso, encima anónimo, y encima no pude reputearlo, como sabés que hubiera hecho, porque soy una visita respetuosa.
Me quedó acá, Beilis, me late la vena todavía. El resto de las clasificaciones las venía pensando hace rato, y hoy aproveché la sensación térmica.

Hay también una crítica implícita a los que toleran (toleramos) cualquier comentario con tal de que comenten...pero voy a esperar otra calentura para desarrollarlo.

Obviamente, también te incluyo en la última categoría.
A las pruebas me remito.

Besos, Beilis, y andá a descansar!!!

Winter dijo...

Y sí, se nota que estás algo irritado...
A mí me pasa...lo mismo que a Ud...en los blogs políticos. Por supuesto que tengo mis propias ideas, pero visito oficialistas y opositores para abrir la mente y no quedarme con mi verdad. Bueno, pues en esos lugares me enfurece el fanatismo y la falta de tolerancia, la incapacidad de escuchar al otro y el pensamiento unívoco.
Por lo demás no me quejo porque creo en lo positivo de la diversidad y en la bondad de no tener "una corte de adictos".
Un saludo, Sergio.

ZoePé dijo...

Uh, pero qué calentura, Ser. Y yo pregunto, vale la pena, che? Por ahí sí, eh? No estoy minimizando nada.
Últimamente leo pocos blogs, por eso y como dicen en México, "me vale madres".
Dos besos, dos.
Buenos días.

Sergio Muzzio dijo...

WINTER: Bueno, pero si fueran posiciones políticas encontradas, uno se espera estas actitudes. Pero hablando de elefantes celestes, y si encima uno no se desubicó, ¿en carácter de qué me pasan factura? Mire, me acuerdo y me caliento de nuevo.
Saludos!

ZOE: Sí, vale la pena. Uno desahoga y además, al escribirlo, afirma mejor algunas posiciones.
Besos a granel, Zoita.

El Dandy dijo...

MuzZiO me EnkaNtO tü póZt.

Pasate por www.soyuntrolldelainternet.blogchot.com.ru y firma pliz.

Sergio Muzzio dijo...

lol me paSo! Me Enk tus fots.......................!!

DudaDesnuda dijo...

Te faltó otra categoría, los que se cambian el Nick pero no cambian los errores de ortografía ni la redacción, entonces te dicen con otro nombre lo que no se animan a decirte con su nombre, nick, lo que mierda sea, conocido.

Pero shó no me puedo quedar con la intriga, dale no seas turro y mandame un emilio, un mensajito, algo que me diga a quien me dirijo con martillo bolita en mano y la Barra Brava de Nueva Chicago como escudo.

Besos solidarios

Juli* dijo...

A mí también me enferman los fundamentalistas que te saltan a la yugular si no te gustó el brillante y maravilloso post del autor. Dejé de leer muchos blogs por eso, sobre todo cuando el autor también se ponía violento ante las críticas (cuando éstas son respetuosas).

LeO dijo...

Cuando empecé a bloguear me desvivía por tener comentarios, pero después pasé a preferir la calidad que la cantidad. También son un reflejo de lo que uno escribe, qué tan tentador es, etc.

Los chupamedias son odiosos. Los que escriben por escribir (tipo flogger), yo creo que simplemente están tristes por no tener nada inteligente que aportar.


Lo que sí no entiendo es cuando en un blog la gente se empieza a hablar como si fuera un chat. En las entradas de los blogs de algunos diarios hay 1500 comentarios pero solo los primeros 8 son sobre el post: los demás son conversaciones entre los habitués.

La gente es boluda, eh.
Está bueno que te calientes!
Está bueno que tengas donde escribirlo!

Sergio Muzzio dijo...

DUDA: ¿Hay gente que hace eso? Sí, es una pregunta tonta.
Besos y gracias.

JULI*: Pero yo ahí disiento un poco, Juli. Salvo en debates, donde es evidente que vamos a opinar distinto y se acepta eso, yo de un post que no me gusta, paso.
No me interesa mucho dejar un comentario para decir que no me gustó, si comento es (fundamentalmente) porque me gustó. A lo mejor puedo hacer un intento de agregar algo, porque me gustan los comentarios así, me gusta que me los hagan y hacerlos. Pero si no me gusta, y no es un debate de opiniones, paso.

De todas formas, hay críticas que uno acepta gustosamente, es la idea también, que haya crítica. Pero mala leche, ¿por qué?

Saludos!

Sergio Muzzio dijo...

LEO: Me pasa eso en el blog de Fumado. Dan ganas de decirles que vayan a chatear a otro lado, pero se estableció así, y hay habitués, y ya sé cómo me va a ir si yo, sin ser habitué, digo algo.
Opté por leer el post y ni mirar los comentarios, lo cual me deja una sensación de que falta el postre.

Muchas gracias por pasar y comentar.

DudaDesnuda dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhhh

O sea que cuando no comentás en mi blog es porque no te gusta???? ¡Turrooooooooooooo!!! Buajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjajajaja

Besos y pases

esdecirdecires dijo...

Siempre leo sus posts completos, por más largos que sean. A usted lo incluyo en la última categoría, no sólo en mi espacio sino en el de otros. Sus comentarios siempre tienen ese ingenio y ese humor que adorna los post de otros y creo que siempre suma (y no es mi intención meterme en la categoría "chupamedias" jaja).

Voy a comentarle pero no va a ser un aporte. Con respecto al tema del post, me parece interesante la clasificación, aunque no sé si es exhaustiva... Coincido con LeO (ese es flogger :P), no soporto ver a la gente chateando de boludeces (no debaten el post) en el espacio de los comentarios. Que se vayan a ICQ o al MSN!! En fin, cada uno hace lo que quiere, mientras no haya mala leche y al que escribe no le joda...

Sergio Muzzio dijo...

DUDA: Ouch!

E'CIR: Muchísimas gracias. Y claro que es un aporte, todo es un aporte mientras no reste alevosamente. Hablando del casi chat, a mí me parece perfecto que los comentaristas intervengan las veces que les parezca, incluso que se agarren (bien) entre ellos. Me parece que ahí sí, en los contrapuntos, lo que importa es que no se vayan demasiado del tema (que es lo que pasa con Fumado, por ejemplo. La mayor contra de eso es que el que queda descolgado es cualquiera con un comentario relacionado con el post, y que no salude a fulanito por el cumpleaños, y se note que no es del riñón)

Me están gustando mucho los comentarios, permítanme decirlo. Sobre todo porque han captado naturalmente en qué categoría creo que entran todos.

Saludos.

El Profe dijo...

Se,se,sep...Esa aclaración preliminar también estuvo muy chupamedias..ja ja ja.
Hay blogs en los que se hace imprescindible —y adictivo— leer los comentarios y en otros es mejor ignorarlos, me parece.
En todo caso, prefiero la calidad a la cantidad y no leo muchos blogs para opinar con autoridad sobre la fauna comentaril; eso sí, no me gustaría enojarme con algún comentarista y quedarme con las ganas de romperle la cara asi que, primero y fundamental, sólo discuto en broma y jámas opino en blogs de política, religión o deporte ¡Dios me libre!

Sergio Muzzio dijo...

"Dios me libre" es petitio principii y no te lo voy a aceptar de ninguna manera.
(¿Así no queda chupamedias?)

(Un abrazo, Profe, y muy sabio lo suyo: discutir, sólo con los bizantinos)

Ana dijo...

Ahora entiendo porque nunca comentas en mi blog, y lo bien que hacés :)

Yo realmente creo que los anónimos mala leche, son (en muchos casos)conocidos que se escudan en el anonimato para decir lo que no se animan a largar de frente. Lo cual es doblemente canalla.
Siempre me llamó la atención que, por ejemplo tenés un promedio de 6 comentarios, y frente a un post un poco polémico, tenés 14. Muchos anónimos y con mala onda.

besos y como siempre ME ENCANTO LO SUYO! :p

Bruno dijo...

A mi una vez dijeron que iba halagando al pedo en todos los blogs que leía. Yo contesté que leo muchos mas blogs de los que comento, y que si comento es porque me gustó, y si me gustó lo hago notar porque me imagino que aunque todos digamos que no, nos hace bien saber que al que está leyendo le gusta. Si el post no me gustó no comento, porque para decir "tu post es una sorete" ya hay mucha gente.

Nada más.
ahh, por cierto
Casi me descompongo de la risa cuando dijiste "eunuco"
Hasta Pronto.

Sergio Muzzio dijo...

ANA: La verdad es que soy muy vago, para leer y para comentar. Tengo días, y si me gusta lo que leo, o estoy de acuerdo con la idea, en general comento, pero a veces ni siquiera así. Creo que en general nos pasa eso a todos, pero que a veces es como necesario comentar. Fijate que este post, parece, va a tener más comentarios de los habituales, y agradezco eso porque va más allá del post: lo siento como una reivindicación del fair play, como algo que habla mejor de los comentaristas que del post.
Muchas gracias (como comentarista) por eso.

BRUNO: Obviamente. Que te comenten, de por sí, es una atención especial del que lee, y en general es porque le gustó. A veces eso es más explícito, y doblemente gratificante. Pero sigo prefiriendo los comentarios que le dan alguna vuelta al post y lo enriquecen, a los meramente halgüeños.
Y me encantan los que toman algo del escrito y lo usan bien.

Por cierto, cuando dijiste "Hasta pronto" sentí que me hablaba Bécquer
(¿no será mucho?)

Gracias en serio, Bruno.

laura dijo...

usted rejunta muy buenos comentaristas, buena leche y copados. a mí también me sale lo de paso si no estoy de acuerdo o si simplemente no da para opinar nada. me gustó mucho este post. intriga mal adónde fue el bardo, pero respetemos su silencio de caballero (dice la chusma mordiéndose los codos)

buenas noches

Sergio Muzzio dijo...

No sabés cuánto me han reconfortado con los comentarios. Casi me da ganas de ir "allá" y pegarlos...("¿Adóndeeee?")

Buanas noches, Lau.

Cynthia dijo...

lectora anonima de tu blog. (asi quedo chupamedias?)
tuve blog. hace un año que lo cerré. porque me cansé de lidiar con comentaristas anónimos y mala onda.
un día publicaron direccion y telefono de mi casa. imaginate con dos hijos chicos jugarse a eso me pareció de mala leche. pero bueno la persona que lo hizo sabrá porque jugó de esa manera. prefiero leer y comentar cuando realmente se lo merece el post y estar fuera de un blog.

saludos.

Sergio Muzzio dijo...

Cynthia, es eso. No son tan inocentes los anónimos agresivos. Pueden derivar en conductas cuasi mafiosas, en amenazas que, aunque no se cumplan nunca, pueden hacerte pasar situaciones de terror.
Me alegra que de todas formas no pierdas el vicio de leer blogs, y de seguir comentando con absoluta libertad.

Saludos!

Mariela alias leti dijo...

ay y viste que en ciertos blogs los primeros 10 comentarios son:
PRI!
PRI??
Ohhh segunda...
En fin, debe ser un tema lidiar con las opiniones de la gente...
TAmbién podrías hablar de eso, las reacciones del blogger. Están los que no te contestan nunca (en ese caso me enojo y no le comento nunca más) están los que te contestan siempre re buena onda, y... bueno no se me ocurre otra clasificación jajajja! saludos!
PD odio a todos esos comentaristas que decís y a veces por miedo a caer en el chupamedierismo o estupidismo no comento nada.

Sergio Muzzio dijo...

ALIAS LETI: Los de "Pri!" en algún momento me empezaron a resultar simpáticos. Son como ese chiste malo que, a fuerza de repetido, te empieza a causar gracia. Pero al principio son enervantes, coincido con vos.

Supongo que debe haber tantas reacciones como bloggers: a mí las opiniones me gustan, me estimulan, me caen perfecto, y me da para responderlas todas, porque no deja de sorprenderme que alguien se tome el trabajo de leer lo que escribo, y que le motive comentarlo. Sigo siendo un absoluto amateur y me regocijo como tal con estas cosas.
Incluso acepto las críticas bien hechas, las que aportan datos, las que no vienen teñidas de soberbia y mala leche. Entiendo también que es difícil ser absolutamente claro en un comentario corto: a veces no se llega a redondear una idea, o no se entiende el matiz que quisieron darle y se presta a confusiones. Todo eso lo entiendo, pero también estoy medio podrido de la mala onda gratuita, y sobre todo entre comentaristas, el post está motivado en la reacción pelotuda a raíz de un comentario mío, no de un post en este blog. La agresión gratuita es lo que me jode sobremanera.
En fin, este comentario es casi más largo que el post, espero haberte respondido, y muchas gracias porque el tuyo es más valioso al no ser "comentadora asiduamente practicante" (?)

Saludos!

Florencia dijo...

El comentario es solo para decirte que está muy bueno el post!

Florencia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sergio Muzzio dijo...

Muchas gracias, Florencia!

In-prudencia dijo...

Para ser el post más "impopular" le está yendo bien.
Me incluyo infelizmente dentro de la categoría de comentarios intrascendentes... Pero es que si uno no dice "pasé por acá" ¿Qué pone?!!!!
A ver...

Un abrazo!
El mes que viene me mudo por fin!!!!!

Sergio Muzzio dijo...

Fue demasiado bien. Hasta apareció gente que uno extrañaba!!!

Besos, después me cuenta bien lo de la mudanza (¿adónde???)

Maldito Lobo dijo...

Che, loco, ¿te puedo decir algo?

Una cosita nada más, los que saludan como pendejos floggers y dicen que pasaron a leer podrían ser un poquito más valorados. Digo... vos tenés en este artículo más comentarios que los que tengo yo entre mis casi 200 entradas, a lo largo de 10 meses.

No es por bardearte desde el anonimato (me llamo Diego Nieto, también escribo y sigo tu blog hace un tiempito, mucho gusto) pero tenés la inmensa fortuna de tener gente que te sigue, aunque poco digan, aunque no se les caiga una idea, están. Y eso no es poco.

Y no, no lo digo por envidia, lo digo porque señalaste que escribiste en caliente.

Sayonara (odio cerrar un post con diciendo "saludos", eso se lo dejo a los burócratas).

Sergio Muzzio dijo...

Diego: Bueno, esa es la parte impopular del post (ya había dicho yo que "soy inmensamente afortunado", y me dijeron que no les chupe las medias...Estos son bravos, se entrenan con los marines y después vienen a comentar acá)

Doscientas entradas en diez meses es un toco, mañana me doy una vuelta y dejo comentario flogger.
Arigato.

Gringo dijo...

Pasé por acá.








p.d: ¿qué, me vas a decir algo a mí? Por dios!!! Me diste tanto material para escribir cualquier pelotudéz... Pero bueno, me decidí por la opción flogger. Hoy no estoy tan inspirado.

Comentario masomenos en serio:

Che, hace mucho que no leo... es que ando hecho un boluuuuudoooo (enamorado, se dice) entonces no me alcanzan las horas.... Pero bueno, vos sabé puto que yo siempre entro y leo y a veces, para no provocar tu ira, no comento huevadas de las que te provocan ira.
Nos vemos culiado:

gringo
(el que ya pagó derecho de piso)

Sergio Muzzio dijo...

¡Enhorabuena puto!!!