martes, mayo 22, 2007

Agendas

Antes era más común, pero con el advenimiento de los celulares y otros artilugios electrónicos se perdió bastante la costumbre de mantener actualizada una agenda de papel.
Pero los celulares pueden romperse o perderse o caerse al inodoro (como en mi caso) y dejar de funcionar, y entonces, ya munidos de un aparato nuevo, hay que recomponer los contactos a partir de la propia memoria y de una agenda que puede tener varios años.
El resultado es una experiencia casi sadomasoquista.

Claro que depende bastante del estado personal, pero uno suele meterse con papeles viejos en los peores momentos. O lo que es casi lo mismo, en momentos medio embromados todo se hace un poco más arduo y el caso de la agenda no es ninguna excepción.
Muy por el contrario, la necesaria selección que debe efectuarse tiene momentos de venganza exquisita y otros en los que dan ganas de empezar a armar la hoguera como el pibe de la propaganda del auto.
Armarte una agenda nueva te puede hacer replantear muchas cosas, diría el flaco antes de tirar el calzón por la ventanilla.

Algunos casos más o menos clasificados

La gente de siempre
Aparecen en todas las agendas de, por lo menos, los últimos 10 años y la mayoría de los números los sabés de memoria y los llamás a cada rato. Acá la única duda es si realmente hace falta anotarlos, porque estás seguro de que no vas a olvidarte nunca del número y además es probable que se conozcan entre sí y uno tenga el del otro y puedas hacer la cadena, etc.
Cada número de éstos que se agrega va con una sonrisa y una promesa de llamado para anunciar que ya todo está en orden, por lo menos en cuanto a celulares.

Los desconocidos
Es gente que figura solamente con el nombre o sólo con el apellido o un sobrenombre. Debieron tener alguna importancia en el año de la agenda pero ahora son absolutamente ignotos. Puede suceder también que estén los datos completos, nombre y apellido y hasta dirección, y así y todo no significar absolutamente nada.
Uno se pregunta cómo pudo olvidar tan completamente a alguien, pero pasa.
La primera intención es hacerle un llamado de cortesía y ver qué pasa, pero el buen sentido indica que si pasaron tan olímpicamente al olvido lo mejor es que permanezcan ahí, aunque apodos como “La Loba” tienten a la digitación casi espontáneamente.

Los que no ves ni llamás hace mucho
Aparecen enseguida, casi en el orden que se viene escribiendo esto, o sea en tercer lugar. Primero apareció un hermano tuyo, después “La Loba” que no sabés quién es y ahora…la tía Azucena!
¿Qué hacer con la tía? La última vez que la viste fue en el velorio de un pariente, y de eso hace como 5 años. Nunca hubo demasiada onda con la tía, ni te va a dejar ninguna herencia. Pero es un pariente y ya la última vez se la veía desmejorada y uno siente que si no la anota es como si la diera por muerta y eso genera cierta culpa. Así que a la tía la anotamos, pensando que en la próxima revisión ya sí la sacaremos definitivamente.

Distinto pasa con gente a la que no llamás por resentimiento de alguna de las partes o porque realmente no te interesan.

Con los que tuviste problemas, puede suceder que te replantees por un segundo si sigue existiendo el resentimiento y lo más probable es que te respondas que no, que ya pasó. De todas formas no sabés qué pasa del otro lado, ni dan ganas de llamar para averiguarlo. Pero anotás el número, y dejás que el tema, en todo caso, se resuelva más adelante.

Los que no te interesan y ni siquiera te enojan, directamente no los anotás.

Y he aquí la primera satisfacción.
Gente que sabés perfectamente quién es, pero que ya no te interesa, y la eliminás olímpicamente y sin nada de culpa.

Los que te parece que alguna vez cagaste
Por supuesto es un subgrupo del anterior, pero merece un párrafo. La relación se cortó, y te parece recordar que el otro estaba ofendido, pero no podés precisar por qué.
En general los eliminás igual, porque si no llamaron es probable que les dure y en todo caso que llamen ellos cuando se les pase.

Los que estás seguro de haber lastimado
También podría considerarse un subgrupo, pero éste es mucho más específico. Acá no importa si en realidad los cagaste o no, la cuestión es que sabés perfectamente que los lastimaste.
Con estos empieza el martirio.

Anotarlos sin más en la agenda nueva implicaría que uno da por terminado el asunto unilateralmente, y que piensa reanudar el contacto en algún momento. Eso genera cierto remordimiento y uno quisiera, antes de anotarlos nuevamente, llamarlos y limpiar la conciencia. Pero, por supuesto, hay que estar preparado para eso.
Sin embargo, al primero de estos que aparezca, es probable que los llamemos.
Y que nos vaya muy mal.

Cualquiera de las categorías que siguen, y que podrían ser muchas más, deberían considerarse a la luz de que ya estamos un poco sensibles, y de que es probable que hayamos tenido un despelote con alguno de estos que lastimamos y quisimos curar con un llamado de morondanga y apurados por seguir pasando la agenda.

La que te quiso un poco
Puede ser más de una también, pero con una alcanza y sobra. Es esa chica con la que tuviste algo que no fue exactamente un noviazgo, y que siempre estuvo claro, y la pasaron bien y todo fue lindo. Hasta que la dejaste, justo cuando ella empezaba a sentir algo más.

Hace mucho de esto y además estaba todo claro, y ambos siguieron con sus vidas, pero volver a ver el número te trae buenos recuerdos y hasta dan ganas de llamarla.
Pero el fantasma del mal momento que tuviste recién con el otro llamado hace que dudes, y lo más probable es que ni siquiera la anotes en la agenda nueva.

Hay, por supuesto, suicidas que llamarán de una y hasta se sorprenderán cuando no les reconozcan la voz, o cuando conteste un hombre (probablemente el marido), un niño o que sea número equivocado.

Las opciones que se abren son muchas, pero si de casualidad contesta ella y se acuerda bien de vos y de ese llamado surge algo bueno…habrá que creer en los milagros, definitivamente.

Creo que me inclino por que sea número equivocado.

El resto
Como a toda clasificación, a esta le faltarán muchísimas categorías (Los que te cagaron a vos, La que te encantaría volver a ver, Los que te quedaron debiendo guita, etc) , pero ya se hizo larga y además intentar abarcarlas implicaría entrar, tal vez, en opiniones demasiado personales.

Hay una casi infinita gama de sensaciones que aparecen cuando uno recuerda gente y se ve en la necesidad de decidir, aunque sea simbólicamente, si continúa cargándola o la abandona a lo mejor para siempre.

Tal vez haya que elegir un momento oportuno para rearmar la agenda; tal vez no convenga hacerlo en momentos complicados o con al ánimo un poco cínico.
De todas formas (y probablemente me contradigo con algo de lo que dije antes), creo que ante la duda hay que seguir anotando a la gente, y si te lastimó, pensar que tal vez algún día llame para disculparse o quizás vos mismo un día sientas ganas de llamar y decirle que ya está.
Y si fuiste el que lastimó al otro, a lo mejor un día (y sabiendo a lo que te exponés) tengas ganas de hacer el intento de arrimarle algo de alivio, tardío, pero alivio al fin.
Todo puede pasar con la gente (incluso con uno mismo, por supuesto), y después de todo siempre habrá un celular que se rompa y te obligue a hacer todo el proceso de vuelta, y más vale que te sobren números y no que te falten.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

sigue tan lindo como siempre este lugarcito,da gusto leerte y mucho mas reconocerme en uno de estos grupos de tu agenda,sin pensarlo encontré una pequeña reseña de "lo nuestro".....
besos
y arriba el ánimo !

TT dijo...

Qué verdades dice usted! Yo directamente anoto a todos, salvo los de "Y he aquí la primera satisfacción.
Gente que sabés perfectamente quién es, pero que ya no te interesa, y la eliminás olímpicamente y sin nada de culpa."·
Y los sigo cargando por los siglos de los siglos.

Ana dijo...

En mi agenda de papel, que renuevo religiosamente todos los años, tengo a mi maestra de primer grado a la que no veo desde que terminé el colegio. Me da lástima sacarla, creo que si no la anoto voy a empezar a ser una persona adulta, y eso me da tanto miedo ahora como a los 6 años.
Besos, y gracias por vlver.

La luna dijo...

me alegra que haya vuelto a postear por acá.
un beso.

xxx FroggieS xxx dijo...

¡Muy bueno! ¡Vaya si no es así!

Adrian Pegaso dijo...

Y... yo hago una pregunta... cuanto demoras en volver a recomponer la agenda del celu???

Porque te haces flor de embrollo eh!

Bexos
Ad

(¡aparece!)

Sergio M dijo...

ANONIMA: Ups! No pensaba hacer ninguna reseña, se lo juro. Muchas gracias, la llamo o ya la llamé...usted sabrá.

TT: Qué verdades dice usted... Gracias!

ANA: Gracias a usted, y no tenga esos miedos: mírese el videíto inmediatamente superior.

LA LUNA: A mí también me alegra, y me alegra que haya vuelto a comentar por acá. Besos!

FROGA: ¿Vio lo que le conté del celular? Bueno, esta es la secuela. Muchos besos.

ADRIAN: Bueno, voy por la "D"...pero todavía no hice la fogata. Gracias por aparecer usted.

Waiting for Godot dijo...

Yo por eso no tengo Agenda.Normalmente me sé de memoria la gente a la que llamo y si no me acuerdo del teléfono siempre los contacto por email. Un abrazote!

Sergio M dijo...

WAITING: Usté está desvirtuando todo el esfuerzo masoquista que yo puse con tanto empeño...GRACIAS!

El Profe dijo...

¡Retornaste! me alegro...y mucho. Sepas que se te extraño debidamente... y respecto al tema sólo puedo decir: ¡admirable y feliz gente (como Ana)que sabe llevar correctamente una agenda! confieso que siempre confie (iluso de mi) en mi memoria y que cargo agenda unicamente para usarla en una apresurada "defensa"...sep.

Sergio M dijo...

Muchas gracias, Profe. Tiene que explicarme mejor eso de la apresurada defensa. Un abrazo!

Cucusita dijo...

Seeerrrr: que suerte que sigue ahí !!!!
Yo dejé de pasar agendas cuando cargué los celulares. Ahora tengo 2 agendas telefónicas con números varios que no se cuales están actualizados, creo que ninguno !!
Y cada vez q me planteo hacer borrón y cuenta nuevaen una nueva...cag..é.....
Tengo gente para todas las clasificaciones.
Imagínese: 3 direcciones de un amigo policía uruguayo, que a esta altura o está casado y viviendo en Camboya o está muerto en cumplimiento del deber.

Besos !!!!!!!

Sergio M dijo...

Cucu: ¿Qué sigo adónde...? En realidad me moví: no hace bien quedarse muy quieto. Pero tampoco se puede escribir mucho en movimiento. En fin, yo la entiendo y usted me entiende. Pero alguna vez va a tener que actualizar esa agenda, mejor hágalo con sol.
Besos, muchos.
p.d.: ya iré a pispear las novedades del Mini-Mi, por supuesto.

laura dijo...

Tanto tiempo! Lindo leerte otra vez!
beso grande
laurab

Sergio M dijo...

IGUALMENTE, LAURITA. DEBO MUCHAS VISITAS, ya las iré saldando. Linfo tenerte por acá de nuevo.
Beso ENORME.

Chester J. Lampwick dijo...

Jamás -hasta la aparición en mi vida de un celular- anoté un número de teléfono. Ni siquiera tuve agenda. Siempre confié en mi memoria y en las posibilidades infinitas de obtener un número en el momento preciso en que lo necesitara. Cuando llegó un celular, decidí que era momento de quitarle esa responsabilidad a mi memoria.

Hoy el celular se fue (¿por el inodoro?. No sé...) y no tengo a nadie a quien llamar.

王菲Fay dijo...

That's actually really cool!亂倫,戀愛ING,免費視訊聊天,視訊聊天,成人短片,美女交友,美女遊戲,18禁,
三級片,後宮電影院,85cc,免費影片,線上遊戲,色情遊戲,日本a片,美女,成人圖片區,avdvd,色情遊戲,情色貼圖,女優,偷拍,情色視訊,愛情小說,85cc成人片,成人貼圖站,成人論壇,080聊天室,080苗栗人聊天室,免費a片,視訊美女,視訊做愛,免費視訊,伊莉討論區,sogo論壇,台灣論壇,plus論壇,維克斯論壇,情色論壇,性感影片,正妹,走光,色遊戲,情色自拍,kk俱樂部,好玩遊戲,免費遊戲,貼圖區,好玩遊戲區,中部人聊天室,情色視訊聊天室,聊天室ut,成人遊戲,免費成人影片,成人光碟,情色遊戲,情色a片,情色網,成人圖片區