viernes, enero 25, 2008

Titanes en el swing


Nosotros éramos muy profesionales: nada de meter cualquier musiquita que total es pa’ los pibes. No, señor. Nosotros tratábamos de reflejar la idiosincrasia del luchador, le hacíamos un tema que fuera la esencia misma del tipo, o más.
Acordate:
La momia…Lu-cha-dor-sordo-mú-do…
¡Ya se te ponía la piel de gallina antes de que entrara la momia!
Caballeeeero, caballero roooojo… Casi que lo veías entrando a caballo al caballero, con la capa al viento. Reforzábamos la imagen del titán, eso hacíamos.
Trabajábamos mucho los jingles, le poníamos amor. Bueno: hacíamos música, en el fondo. Como si fuera una película.

Es Pepino un gran payaso,
quiere mucho a todos los niños…

Con esa música de organito, ¿no? Cómo no lo iban a querer a Pepino.
Yo creo que en parte era por nosotros, por las canciones que le hacíamos.
Y a los malos también, ¿eh?:
Viene del desierto, trae mucha arena…Tufiiiiiii… Me-méth
Lo odiaban antes de verle la cara, al turco.
Y la del Gran Martín ni te cuento, era un himno directamente.

Pero todo fue decayendo. Todo.
Era lógico que afectara también al catch. Y a las músicas.
Entre que el Ancho Rubén Peucelle apenas si cabe en la malla de luchador, y la invasión de la cumbia, te juro que da pena.
Un espectáculo que era más vistoso y mucho más sano que el box, un show mágico y sin consecuencias nefastas para los luchadores (salvo el odio de la gente, porque eso era verdadero), en definitiva, una obra de arte bastardeada como tántas otras en estos tiempos…

Ru-lo-ver-de te da para que tengas
Ru-lo-ver-de te baja el comedor…

¿Qué es eso, por Dios?
A veces pienso que se tendrían que juntar Yolanka, El Caballero Rojo, El Hippie Hear, y hasta los malos como Tufí Memeth y Benito Durante, todos. Una especie de Los Superamigos o La Liga esa.
Juntarse todos, entrenar un poco (no hace falta que entrenen mucho), y caerles a los nabos éstos de ahora.

Y sobre el final, cuando los viejos, los verdaderos titanes, les estén dando la salsa a estos mamarrachos menemistas (¿?), entonces, como hacía el Superpibe, entraremos los músicos de antaño y agarraremos a patadas a los compositores de estas mierdas.
A patadas voladoras, digo.

12 comentarios:

El profe dijo...

¡Querido Sergio! ¡Cuantos recuerdos! Y el bueno de Martín, no sé si era por los "cuentos de hadas" que tanto nos gustaban, que siempre me hacía a laiddea que todos los gigantes eran buenos, medio torpones pero buenos, como niños muy grandes, porque los malos eran los ogros, grandotes, feos, viejos y a veces con un solo ojo en medio de la frente (como los cíclopes), en fín preciosos recuerdos de la niñez...en cuanto a la degradación general, en la música, en la lucha libre, en los afectos y sobre lo que pongas la mirada, sólo se puede decir "¡Que tiempos aquellos!" ja-ja

YAYA dijo...

Sólo en la ficción puede el autor de las canciones de Titanes En El Ring salir a reivindicarlas (Convengamos que ninguna de esas canciones era Madame Butterfly).
Las de ahora son peores (aunque Viloni me cae bien, es rockero).

Los mamarrachos Menemistas, se va viendo, no desentonan con el Kirchnerismo.

Sergio M dijo...

EL PROFE Y YAYA: En realidad (y como dice la etiqueta) es solamente un borrador. No me apasionaban tanto los titanes ni me preocupan en absoluto los de ahora. Era más bien un intento, a ver qué salía. Pero me gustó lo de los "temas" de los luchadores, y creo que da para más, incluso para ver hasta dónde se puede defender algo sin estar de acuerdo (¿Madame Butterfly? Ni "Santiago querido" eran!)

CLAUDIO MUZZIO dijo...

Me da un poco de miedo el defender "el pasado" como algo mejor. No era eso que hacian nuestros viejos mientras tratabamos de escuchar Charly Garcia. Como decia Renato Russo "Voce diz que teus padres não compreendem voce, mas voce não compreende eles tambem. São crianças, igual a voce, o que voce vai ser cuando voce crecer..." Lo peor es eso, nos convertimos en lo que criticamos y ahora criticamos sin pensar. Y es por eso que me contradigo ahora mismo y desafio a alguien del pasado, del presente o del futuro a encontrar algo mejor que "LA CARRERA ALPINA" en la que Meteoro se queda ciego y el enmascarado (que en realidad era el hermano) finge un accidente para ajudarlo...
Renato Russo era un nabo...

Sergio M dijo...

TATY: Me quedo con la del Zorro, cuando se tiene que desenmascarar para casarse y se lo impide...¡su padre!, que siempre supo quién era en realidad.
Y mi titán favorito eras vos, peso lástima, cuando te hacíamos boxear con Adolfito, peso Godzilla embarazado. La máscara te la poníamos después, para que mamá no viera los moretones...
Nos vemos en una semana!

Ana dijo...

Si hay que ir a las patadas yo lo ayudo!
Mi amigo personal DinC se prende seguro.
Se me pianta un lagrimón!

laura dijo...

Ni idea de Titanes ni de nostalgias, ni de pasados -yo ni había nacido, imaginate- Solamente contenta de verte en el blog por fin. Cada vez que enía, y dale con las milanesas... Alegrón ¿viste?

Sergio M dijo...

ANA: No, no, tranquila... Es ficción, che. Pero igual practique la Doble Nelson que para algo la vamos a necesitar. Seguro.
Beso!

LAURA: Bueno, muchas gracias. Después te cuento en qué anduve, todas buenas noticias. Beso, Lau!!!

Martin dijo...

te estas poniendo viejo sergio!!!, aguante "LA MAZA"

In-prudencia dijo...

wow... Soy de otro tiempos y otras latitudes... sin duda

Sergio M dijo...

MARTIN: Yo me reconozco en algo que dijo Pergolini, que el primer síntoma es bailar con los codos pegaditos al cuerpo. Un espectáculo patético, y que suele quedar registrado digitalmente en casamientos y demás eventos sociales.

Sergio M dijo...

IN-PRUDENCIA: Sí. Pero a los 18 años ya comienza la pendiente. Mejor tome recaudos, no sea cosa que se estrelle en cualquier momento con un recuerdo de cuando era joven...