miércoles, febrero 11, 2009

Pause y después Play


(Imagen que apareció en "Orsai" el 17 de febrero)


Esto es así.
A veces se escribe mucho, y a veces no tanto. A fin de cuentas este blog no es un diario (Dios me libre), y uno también es de la opinión de no apurar nunca la escritura, de dejar decantar bien las ideas y mientras tanto ir juntando material casi sin darse cuenta, de ir apuntando en la libretita, de tentarse a veces con empezar algo y después tentarse con dejarlo en reposo un rato más, y todo eso sin que le dé angustia.
Pero uno también sabe de la inercia, y sabe que los cuerpos en reposo tenderán a permanecer en ese estado y los que se muevan harán otro tanto, y ya entregados al lanzamiento de frases hechas es muy fácil decir que para escribir hay que escribir, justamente; diez porciento de inspiración y noventa porciento de transpiración, y si las musas vienen a visitarme que me encuentren trabajando; y doble cabezazo en el área es gol, además. Eso significa que para justificar la larga ausencia es posible decir vacaciones (un cabezazo) y después acopio de material (golazo).
Y para vencer la inercia, o para cambiarle el sentido, bien puede escribirse sobre el particular. Hay novelas de 600 páginas y manuales de autoayuda con menos argumento que ese.

Una anécdota: en el último post de Hernán Casciari en Orsai (blog que leo con invariable placer) hablaba de algo parecido, y el de él es del 20 de diciembre y todavía no lo actualizó, y como el último mío es del 22 de diciembre hasta ahora yo sentía que Casciari me estaba justificando ampliamente, que hasta que él no actualizara yo todavía tenía tiempo. Al fin y al cabo él es un profesional, cada post tiene como 400 comentarios y seguramente hay gente esperándolo ansiosamente.
Excusas, en definitiva. O pautas que uno se pone como jugando, y que llegado el caso pueden pasar abruptamente de justificación a acicate, de tiempo extra a ultimatum.
Por ejemplo, hoy me desperté casi asustado de que Hernán ya hubiera actualizado y me hubiera puesto en vergonzosa evidencia (ante todos los que conocieran la pauta, o sea: nadie), y decidido a escribir lo que saliera, y a postearlo cuanto antes.
Es más: estoy escribiendo muy rápido, no sea cosa que actualice Orsai antes de que yo termine esto...

Por lo pronto, bloqueo, lo que se dice bloqueo, no hay. Ideas tengo, y algunas me gustan bastante. Por lo menos lo bastante como para intentar desarrollarlas y ver hasta dónde pueden llegar, que es lo que hago habitualmente. Hay una que me gusta particularmente, y que tiene que ver con las frases hechas del fútbol, como la del doble cabezazo, técnico que debuta no pierde, etc.
Hay una que reza “Equipo que gana no se toca”. Basado en esta última, imaginé un equipo que no perdiera nunca, y por lo tanto no fuera cambiado. Así, hasta que los jugadores son ya prácticamente ancianos, aburridos de jugar siempre con los mismos compañeros, con achaques de la edad, y hasta asustados del estigma de no poder perder ni a propósito e intentando como locos quebrar la maldición.
Otra, de un tipo que se pelea con su propio perro por la demarcación del territorio. Y claro, lo hace con el mismo método que (dicen) usan los perros: esparciendo orina sobre la zona reclamada. El problema básico es que el perro incluye en el territorio demarcado, siempre, a la mujer del tipo. Y ella parece que se siente halagada, la muy idiota.
Otra, que no sería un cuento sino más bien un artículo y por qué no una denuncia, acerca de una tendencia notoria y alarmante de que los hombres, cuando se deciden a convivir, se están mudando siempre para el barrio de la novia y no a la inversa, cuando antes sucedía exactamente lo contrario. Para mí tiene que ver con los metrosexuales y esas modas raras de depilarse, etc.
Y tengo una joyita basada en una historia real de una amiga cubana, acerca de cómo velaron a su padre mientras asolaba la isla el huracán Charley en agosto de 2004.
Y una idea (aunque bastante verde) para una novela al revés del “Diario de la guerra del cerdo” de Bioy: en este caso, los viejos atacan a los jóvenes. Y razones no le faltan, según yo…

Así que, por lo expuesto y por varias cosas más, el problema es sobre todo de decisión.
Yo ya tomé la mía de volver a escribir y a postear.
Decídanse ustedes a leer y comentar (pueden poner: “¡Pri!”, “¡Segundo!”, y esas boludeces), y robémosle el espacio al puto de Casciari de una vez por todas.

8 comentarios:

G dijo...

Pues nada, tú sin prisa pero sin pausa, que yo estoy aquí esperando, como esos 400 que comentan en el de Casciari.
Saludos

Sergio M dijo...

Vale, guapa! (Tenés acento hasta por escrito, G)

Muchas gracias!

laura dijo...

bien x la vuelta

Sergio M dijo...

Gracias, Beiling!!

Gringo dijo...

A ver, vamos por partes.
- Cuando terminé de leer el post me dije: "uh, no voy a poder poner ni pri, ni segundo, ni tercero porque ya van cuatro comentarios" Pero después vi que dos de los cuatro eran tuyos, así que no cuentan. Entonces me toca decir: "TERCERO". Medalla de plata, y podio.

- No sé si sé quién es Casciari, pero bueno, opino que es un puto, o un putazo.

- Frases con las que acuerdo: (cito textual) "diez porciento de inspiración y noventa porciento de transpiración, y si las musas vienen a visitarme que me encuentren trabajando; y doble cabezazo en el área es gol, además".

- Moooooy buena la idea del "equipo que gana no se toca". Me dieron ganas de escribirla a mi! Así que, desde acá, te aliento a sentar el culo en la silla y mover los dedos. La otra, la los dominadazos que se van a vivir al barrio de la novia, la apoyo totalmente. Yo soy un guaso de barrio, y ¡del barrio no me voy! Y sí, no me cabe nada toda la gilada de los metrosexuales. En mi casa bancamos la filosofía del Coco Silly.

Y creo que eso es todo.
Un montonazo.
Nos vemo, abrazo:

gringo

arqueck dijo...

sexto

Sergio M dijo...

GRINGO: Es tercero, es tercero. Y tiene mi bendición para usar la idea del equipo como se cante. Yo había pensado en Independiente, por lo de diablos, y en algún jugador que se llamara Fausto, y que quedara flotando la duda entre el azufre...
Del Coco nos gustan todas las ideas, menos las peronistas.
Abrazo

ARQUECK: No, tiene el 4. Aguarde a que lo llamen de ventanilla "Comentarios", y proceda a rellenar el formulario de elogios.
Gracias!

G dijo...

E'te, che, sos macanudo. ¿Mejor así? ;) Aún espero tus duras críticas :P
Un saludo