miércoles, abril 15, 2009

Dietas y otros insultos

Cada vez que algún gordo conocido adelgaza en forma notoria y lo proclama, genera a todos los de su entorno una serie de inconvenientes que exceden la medida, exceden los límites de la paciencia y exceden la velocidad permitida para las recriminaciones de nuestras respectivas parejas, siempre preocupadas por nuestra desidia y falta de empeño en todos los rubros que hacen a nuestra superación personal.


Es para odiarlos más que si se hubieran sacado el Loto porque aquí no interviene la suerte, y además el ex lechón ya habrá declamado estupideces como: "Cuesta, pero cualquiera puede hacerlo".
Son, y deben tomarse como, insultos deliberados, provocaciones inauditas, críticas alevosas y malintencionadas que se hacen generalmente en reuniones, y en el momento exacto en que llega la pizza a nuestro plato.


De nada valdrán las justas observaciones de que, por ejemplo, el gordo bajó como 30 kilos, pero sigue pesando 187, sigue siendo una ballena franca que no puede ponerse como modelo de conducta ni mucho menos. De nada valdrá decir que es la primera vez en su vida que hace dieta, que siempre comió como un náufrago recién rescatado y que nunca le importó ocupar dos asientos en el colectivo o aplastar a la mujer en sus intentos por aparearse.
Tampoco valdrá que dudemos de la continuidad de la dieta: lo que importa es el hoy, el presente venturoso del Testigo de Cormillot , que nos deja en vergonzosa desventaja aunque hayamos estado en nuestro peso ideal toda la vida (y con esfuerzo digno de un premio Pulitzer) y que hayamos perdido un poco la línea recién ahora, a la vuelta de Santa Teresita.


Algo similar ocurre con los ex fumadores que proclaman haber recuperado su mítico vigor sexual (?), con los ex alcohólicos que afirman haber conseguido un ascenso laboral merced a su abstinencia, y con los ex adictos a cualquier cosa que atribuyen su supuesto bienestar al sacrificio y al renunciamiento…que empezaron hace una semana.
Parecen predicadores recién recibidos en busca de ovejas descarriadas y, como siempre, tocan el timbre en el momento menos oportuno. Por ejemplo, cuando la pizza llega a mi plato.


Por supuesto, es reconfortante que un conocido se saque un vicio o una adicción, o que se vea mejor y más saludable. Es lógico también que se lo reconozca y estimule.
También debe tener sus ventajas tomar como modelo a gente mejor que uno, que fehacientemente se ha superado y sobre todo que ha mantenido una línea de conducta.
Lo que me molesta es que me pongan de ejemplo a cualquier almóndiga porque dejó de comerse los mocos hace un rato, y que encima yo salga desfavorecido en las comparaciones, que ya de por sí son odiosas.
Por suerte, creo haber encontrado la solución.


El otro día fuimos con mi novia a visitar una pareja amiga, Mariela y Daniel. Tanto Mariela como mi Claudia son de esas chicas que se cuidan mucho, van al gimnasio cada 6 horas y aparentan menos años de los que tienen. Divinas, pero muy hinchapelotas.
No lo noté al llegar, pero cuando Claudia deslizó con amargura el tema de mi incipiente gordura, Daniel se puso de pie para dejar en evidencia una panza cervecera de por lo menos el doble del tamaño que recordábamos. Un gesto de una grandeza insuperable, porque no es gratuito exponerse de esa forma frente a hermosos ejemplares de hembras que además, como dije, son muy hinchapelotas.
Ellas lo criticaron, claro, y nosotros nos abrazamos y abrimos un vino blanco helado, transparente y delicioso, y nos fuimos a ver una película de Jim Carrey.
Horrible, la película. Qué nos importa.


De manera que ahora seleccionamos las reuniones a las que acudiremos averiguando primero todo lo que podemos acerca del estado físico de los concurrentes. Mañana, por ejemplo, aceptamos con Daniel ir a la casa de Jorge, que es lo más parecido a Dany de Vito haciendo del PINGUINO


Si nos sale mal, si Jorge adelgazó o si alguno de los presentes quiere contar cómo se recuperó del paco hace 3 horas, entrará en funcionamiento la segunda parte del plan.
Va a costarnos un poco, no digo demasiado, pero un poco sí.


Pero confesaremos con Daniel y ante todos los presentes, incluidas (sobre todo) nuestras chicas, que antes éramos muy putos (acá nos tomaremos de las manos), que vivíamos juntos en una choza inmunda de la isla Maciel (esto tal vez amerita un piquito y unas lágrimas), que éramos hinchas de Platense (llanto desconsolado), y que sólo nos rescató de ese infierno el amor de Claudia y Mariela. ¿No es una muestra de superación y del poder del amor? ¿Acaso un abdomen marcado puede competir con eso?


¿Alguien va a ser tan hijo de puta como para fijarse en todo lo que comamos después?



25 comentarios:

§ - Wonder Woman - § dijo...

Y tenes razonnnn y si se llegan a fijar es por envidia de que ustedes lo disfrutan sin problema.

Si viviera esa situación que planteas... yo me paro y los aplaudo... eso es tener actitud!

Sergio Muzzio dijo...

WONDER: Disculpe, lo acabo de modificar un poquito: agregué que éramos hinchas de Platense como para hacerlo directamente patético.

solohonestidadbrutal dijo...

Que buen amigo el Daniel.. es que no sé por qué las mujeres joden tanto con la barriga. Yo estoy orgulloso de ser (como en la canción de Calamaro) "Sexy y Barrigón", no sé si sexy, pero definitivamente orgulloso de la barriga..

"...los ex fumadores que proclaman haber recuperado su mítico vigor sexual.."

Llevo año y poco sin fumar, y el vigor sexual es más real que mítico.. el pulmon aguanta varios "rounds".. Si 'alguna' blogger está interesada en comprobarlo.... ;)

Sergio Muzzio dijo...

Bué...entonces usted es de los que joden en las reuniones. Vamos a ir con el Dany y va a ver qué desagradables somos cuando nos besuqueamos.

El Dandy dijo...

Sabe que tiene que hacer después de escuchar un milagro de vida como lo de los gordos que bajan 800 libras (queda muy fino decir libra en vez de kilo), o como fulano pasó de fumar 60 cigarrillos a cero?

Saque el contraejemplo de un dudoso familiar europeo, preferentemente tano, que viva en un pueblo de mala muerte, que tome medio litro de grappa todos los días, se fume 5 toscanos, le dé a la merluza y come mas ravioles que Fabbiani y Asad juntos. Es importante que este europeo "bon vivant" tenga más de 80 años, haya sobrevivido a la guerra y a los terremotos (no exagere nombrando las erupciones del Vesubio).

Concluya su exposición con el ceño fruncido diciendo “es el aceite de oliva que tienen allá” mientras se mancha con mozzarella la camisa.

Ana (versión mamá) dijo...

Si no fuera porque van a decir que son de Platense, hasta los invito a casa a comerse algo.
Total uds con ese verso y yo recién parida tenemos excusa perfecta para la zapan.

Sergio Muzzio dijo...

EL DANDY: ¿Con merluza se refiere a...? Porque si es así está describiendo al nono Muzzio, propio, propio. Ciento tres pirulines y un toro el nonito. Pero vive a Cattanzaro y le da al óleo mejor que Van Gogh, obvio.

ANA: Vió cómo es ésto. Por un tuco y pesto casero le damos a elegir el equipo hasta de Fórmula Uno.

Apa dijo...

HOla Sergio , tanto tiempo. Me hiciste reir con tu relato, es verdad después de un vicio cualquiera sea éste, holgazanear, comer, fumar, viene el de jactarse de haberlo superado.

Ojo con andar diciendo que tenés una gran panza y una chica de gimnasio porque es tentador para la competencia.

Sí , soy una hinchapelotas, pero "lo digo por tu bien."
jajaja
Beso

§ - Wonder Woman - § dijo...

Modifique tranquilo...
Aún asi, si veo esa situación me sigo levantando y aplaudiendolos!

Gustavo dijo...

¿Hincha de Platense? Mmmm...ahora me empiezan a cerrar ciertas cosas...

Un abrazo

DudaDesnuda dijo...

¡Tenés razón en todo! ¡Cuándo tenés razón, (ya lo dije), tenés razón!!!

Eso sí, tené cuidado porque hacen linda pareja el Dany y vos. Mirá que dicen que es un camino sin regreso. Igual, si te hacés puto, yo te quiero igual. Siempre quise tener un amigo gay, por ahí, me cumplís el sueño...

Besos y muzza

Sergio Muzzio dijo...

APA: Bueno, tampoco es una graaan panza (no me deschave)
¿Qué, se toma un año sabático?

WONDER WOMAN: Ahora ya le puse foto, como para que digan (como DUDA DESNUDA) que encima hacemos linda pareja.

GUSTAVO: Es cierto, hay cosas peores que AA. Abrazo!

DUDA: Acá no se nota tanto, pero el Dany es igualito al Piero. Y yo, por cumplirle un sueño a usted, cualquier cosa, mire...

Barbi dijo...

jajajajja, fue un desmayo de risa.

Uno que es un camino de rectitud y buena voluntad (o casi), no se le hace fiesta... La vida es injusta!

Apa dijo...

Vamos a descansar unos días, quizás hice mucho anuncio.
Pero seguiré leyendo a todo el mundo.
Ya sabe, si actualiza y yo le falto, vaya a dejarle un comentario a apita durmiente.

Cesar dijo...

Buenisimo, Sergio, publique estos escritos cuento antes, por favor.
Abrazos

Sergio Muzzio dijo...

BARBI: Bueno, no tanta rectitud. Digamos (ya que lo mencionó el Dandy en su blog) que tendemos senderos que se bifurcan.
Bastantes.

APA: Quedamos así!

CESAR: Ah, sí...¿me da la guita usted?
Abrazo, nos vemos en el Dieta Club de Malvinas Argentinas.

Gringo dijo...

¡Qué pinta de partuzeros que tienen los dos personajotes de la foto!
¡Yo quiero llegar así a esa edad! (pero sin pasar por el período homosexual en Isla Maciel.... y con un poco más de pelo, si puede ser)

Justo ayer hablaba con mi amiga Sil (si supiera ALGO de internet podría poner su blog en la palabra sil -¿hipervínculo se llama?) sobre todas esas cosas que nos encantan hacer y que sabemos que nos van haciendo mierda de a cuenta gotas (si tenemos suerte) Lo que antes era un momento de placer se transforma en rutina, en costumbre, como mear, sacarse los mocos o tomar café.
¿Se entiende algo? Sí, se entiende.
Respecto de tu plan: creo que va a andar bien; nadie puede ser hincha de Platense. Ese club es un ícono de la intascendencia y, por qué no, de la amargura.
Bueno, compañero PERONISTA (naaa, mentira, puedo deducir que sos todo lo contrario), me despido.
Un abrazo, y siga tomando cerveza, vino con coca y f e r n e t.

gringo

El Profe dijo...

¡ja-ja!¡Genial! Esa "odiosas" comparaciones —de panzas u otras— se proyectan hasta las del bajo vientre y ahí sí es para el suicidio o el chaleco de fuerza (Vgr.Barrantes-Cubero)
Pero estimado Sergio, de todo lo leido y disfrutado me quedo con estas pocas letras:"...mi Claudia..." ¿Sabes cuanto hace que no veo una expresión tan tierna? Expresiones tales parece estar vetadas por ese feminismo absurdo que detesta "el pertenecer" y que entiende esto como si fuera la manifestación de la posesión de un mueble, una mascota u otro bien de uso propio en exclusividad. Yo no lo entiendo como una declaración de propiedad sino como un reconocimiento a algo tan preciado y necesario para mi existencia:"..mi corazón, mi cabeza, mis ojos, mi vida...mi Claudia. Un abrazote Sergio.

Sergio Muzzio dijo...

GRINGO: Lamentablemente no tuvimos que recurrir a los besos: Jorge sigue fiel a su interpretación del Pinguino. Solamente, cuando decaía la reunión, el Dany tuvo que contar como se partió la cabeza jugando al paddle en pedo, aclarando que ya no lo hace más (lo de jugar al paddle), y nadie nos contó las empanadas.

PROFE: ¿Cómo pone "mi Claudia" al final? ¡Es mía!

Gringo dijo...

Acuerdo con "el profe" respecto al "mi"

Sergio Muzzio dijo...

GRINGO: Entonces póngase en la fila que lo acomodo...

El Profe dijo...

Perdón, perdón...faltaba cerrar las comillas, bueno ahi te van """"" algunas más por si faltan en otra frase. Abrazote.

Sergio Muzzio dijo...

Ahora sí.
Muy amable (como siempre), Profesor.

tommy dijo...

Los antiguos griegos tomaban a la panza como signo de sabiduria.

Podemos tomarte como un gran pensador sergio! y al Dany tambien.


Suerte maestro! siga escribiendo que es un placer leerlo.


tommy

Sergio Muzzio dijo...

Los griegos eran unos sabios, pero en eso de encontrar justificación para todo!
Muchas gracias, Tommy y lo mismo digo.