martes, febrero 16, 2010

Mano dura, el placer de los dioses

Post complementario, dedicado especialmente a
los que opinan que Justicia y Venganza son necesariamente antagónicos.
Chupate esa mandarina.


En un famoso tratado, el sociólogo canadiense Paul Maril desliza un concepto compartido por los editores de este fanzine: "La venganza es totalmente aceptada a nivel individual. A nivel de sociedad, en cambio, es inadmisible. La justicia y su representación toman el espíritu de la venganza, pero deben abstenerse de sus vicios. La justicia debe necesariamente diferenciarse de un acto vengativo; debe proceder impersonalmente, libre de pasiones o revanchismos; debe, siempre y por sobre todo, ser noble y egregia. La venganza conlleva un fin último de castigo; la justicia, en cambio, conlleva un fin último de ejemplo aleccionador".

Este pensamiento, que le valió a Maril numerosas distinciones e invitaciones a capuchinos en la Richmond de Florida, acaba de ser completado por él mismo.
Y, curiosamente, cesaron los elogios y las invitaciones. Es más: ha recibido numerosas amenazas de muerte, razón por la cual debió ausentarse del país con destino aún desconocido.

El concepto complementario es simple, y se descarta que no puede ser el motivo de las amenazas. Fuentes bien informadas atribuyeron los anónimos a supuestas deudas de juego o a cuestiones de polleras. Algunos arriesgaron que más bien cuestiones de pantalones, y no quisieron arriesgar más.

Como sea, el concepto que introduce Maril dice lo siguiente:
"Sin embargo, ojo con lo que pedimos. Porque si no el rutilante disfraz de la Justicia corre el riesgo de caer estrepitosamente y de permitirnos ver el rostro de la Venganza que encubre.

En efecto: si la Justicia toma un carácter eminentemente punitivo, si el alto fin ejemplificador se torna mero castigo, entonces, ¿Cómo decir que es algo distinto a la venganza?

Las ejecuciones públicas son un clarísimo ejemplo de fusión entre justicia y venganza: el populacho no aspira al ejemplo lento y casi subliminal, a la condena fría y cerebral. Muy por el contrario, celebra alborozado la sangre derramada en caliente, el trazo grueso y definitivo, el rictus final y horrible del "ajusticiado".

¡Ay de la Justicia cuando se parece tanto a la Venganza! ¡Ay de los que piden mano dura sin reparar en la probidad de los jueces! ¡Ay, de los...!
Ay...me llegó otro anónimo..."

Controvertido como siempre, el nuevo trabajo de Maril ha causado polémica aún sin salir de la editorial, donde aguarda pacientemente a que un juez autorice la publicación.
"Ay, que se apure", dice Paul en su última carta, discretamente remitida "desde estas hermosas playas", aunque sin matasellos reconocible.

14 comentarios:

Paul Maril dijo...

Cada día estoy más de acuerdo conmigo mismo. Un iluminado. No, perdón, un Illuminati.

Sergio Muzzio dijo...

Y le digo más, Paul: me encanta como escribe!

Paul Maril dijo...

Tengo una pluma sutil, ni la siento surcar el papel...

Sergio Muzzio dijo...

De todas formas, evite esa expresión "Ay". Le va a traer problemas.

Paul Maril dijo...

Es la Cipe Lincovsky que hay en mí.

Viejex dijo...

Como sea, la justicia es un asunto demasiado serio para que sea administrado por abogados.

Maril, lo suyo me parece de una claridad meridiana. Pero como decía un tal Jean Lacroix, la luz no fue hecha para ser vista, sino para dejar ver.

Paul Maril dijo...

Viejex: su comentario entra en una contradicción sublime y deliciosa.

Viejex dijo...

Gracias. Pero por deliciosa que le parezca, a mi me parece amarga...

Maldito Lobo dijo...

Si no hay justicia, venganza.

Para los pobres justicia nunca hay... pero han existido vindicadores.

Si no, mirá como le fue a Humberto I, a Sadi Carnot, o a los criollos, y más sanguinarios si tal cosa es posible, Velar (comisario rosarino), Varela (el teniente coronel de "La Patagonia Rebelde") y Falcón (comisario bonaerense de principios del siglo pasado).

Sergio Muzzio dijo...

Un guacho ese Alterio, se lo merecía.

Anónimo dijo...

Advance to pass the zoological with two backs casinos? digging this maturing [url=http://www.realcazinoz.com]casino[/url] enchiridion and abduct up online casino games like slots, blackjack, roulette, baccarat and more at www.realcazinoz.com .
you can also hold in abeyance our additional [url=http://freecasinogames2010.webs.com]casino[/url] disdain at http://freecasinogames2010.webs.com and be beneficiary to in genuine assets !
another lone [url=http://www.ttittancasino.com]casino spiele[/url] restrict of events is www.ttittancasino.com , because german gamblers, operate b depend on once again excuse by means of means of unrestrained online casino bonus.

Gringo dijo...

ay!

El Profe dijo...

¡Pucha que me perdí material! Luego de leer lo más posible y no como me gusta —degustando y reflexionando— rescato esa perla de sabiduría ¡Oh, maestro!: "Cambiad de canal, o apagad el puto televisor y listo." ¡Sublime! lástima por tantos que disfrutan —en calidad de vicio oculto— el incrementar su nivel de colesterol con ¡tanta grasa!
En cuanto a venganzas y justicias, pienso que sólo hay uno que puede decir: "Mía es la venganza, yo pagaré" los demás...¡A golpear ollas! Abrazo y saludos.

Sergio Muzzio dijo...

Gringo y el Profe (anche anónimo): gracias por pasar.

Actualizá, Muzzio!!!!!!