lunes, septiembre 11, 2006

Blumberg

El mundo va hacia la izquierda, pero todavía no se suicide.

Lo que pasa es que si la derecha dice que es de centro, evidentemente ha habido un corrimiento. Y entonces hacen como que definen un centro amplio y en realidad lo hacen cada vez más difuso y en realidad no definen nada. Tal vez sería mejor que digan que sí, que son de derecha y que en realidad con los militares esto no pasaba y esas cosas. Señoras que conozco y que siempre dudaron de los que morían porque eran oscuritos y casi con seguridad quilomberos, no han hesitado al encolumnarse con Blumberg, al que de movida llamaron "El Señor Blumberg". Lo que pasa es que los cientos de casos anteriores no daban el pinet necesario para que mis vecinas se indignaran, no había un familiar ingeniero y con traje azulcito que las representara también a ellas cabalmente en una marcha, sobre todo, ordenada y pacífica.
¿Qué quieren Blumberg y mis vecinas? Seguridad, señor. Ahora va a ver cómo.

Blumberg y mis vecinas apuntan a endurecer las leyes, aunque (dicen) es al pedo si no se aplican rigurosamente o si le dan tanta cabida a los malditos abogados y a los putos de derechos humanos ("¿Derechos humanos para quién, señor? ¡¡Para los delincuentes!!") Entonces, falta que Juan defina si vale la pena joder con lo de las leyes o directamente agregarle balas a los cargadores. Casi, casi, que ya tienen la respuesta, pero no se puede decir por la misma timidez que hace que no puedan decir "derecha".

Al gobierno también le parte el orto lo de Juan Carlos, porque sabe que es un tema complicadísimo y que no va a poder resolverlo ni en décadas. Néstor tiene un discurso progre que no puede empañar soltándole el brazo a los Gatillos Locos de la mejor del mundo. Lo ve a Blumberg, hoy, como una amenaza pero confía, paradójicamente, en que lo neutralice la política, de la mano de Macri, Lopecito Murphy , o el propio Peronismo. De la misma forma que él neutralizó (bueno, convengamos en que mucho no le costó) al ex piketter D’elia con un puestito, sabe que a Blumberg se lo va a fagocitar el aparato. Y sin cabeza, el movimiento "popular" del Señor Blumberg va a parar a la mierda. Es política, señor. Ya va a ver cómo.

Para Néstor fue una dura derrota que al acto de D’ elía fuera tan poca gente. "Este muchacho traía mucha mas gente cuando venía a romperme las bolas a mí", debe haber pensado el Presidente. Lo que pasa es que hubo un quiebre de cintura un rato antes y Pérez Esquivel y otros se bajaron del circo. De todas formas, plantarle otro acto a Blumberg es categorizarlo de político, y eso en éste país eso es más bien descategorizarlo. Néstor le hace un guiño a Blumberg (un guiño defectuoso, claro: como corresponde a los ojitos de Kirchner) y le manda a un recién arribado a la política para que Juan sepa que está en las ligas menores, pero que ya está adentro.

Tal como lo ve este analista político (¿?) el asunto Blumberg se desvanece ante la imposibilidad de matar más gente en nombre de la paz y la seguridad. Hartos de ver policías implicados en cuanta matufia salta, digamos que por ahí no hay arreglo, salvo que pudieran darle la Poli al General Don José de San Martín, en caso de que sea cierto todo lo bueno que se cuenta del Pepe.

Yo creo que el Kirchnerismo va a hacerle un lugarcito a Blumberg, y que Blumberg va a agarrar viaje.
Hoy suena descabellado, pero una vez que le agarraste el gustito a eso de entrar en el Congreso sacando pecho no es tan fácil dejarlo. Y antes de que te lo agarren Macri y esos, más vale sumar al Señor Blumberg y afectarlo a la Comisión Permanente por Algo. Ya lo decía el General: si querés que algo NO se haga, formá una comisión.

No: San Martín, no. El otro General.

6 comentarios:

Paréntesis dijo...

Ahhhhh...no tengo ni idea!! lo mío es el periodismo de espectáculo (ver post anterior)...jaja

Mejor voy a trabajar

Sergio dijo...

paréntesis: Bueno, veo el anterior. Pero no me convence con "ni idea", vaaaamos...

TT dijo...

Siempre lo dije: A los argentinos no nos molesta que nos metan el dedo en el orto, lo molesto y doloroso en cuando nos lo van sacando. Tiene razón, es más lindo cuando nos abre os ojos un "señor" bien vestido...

Paréntesis dijo...

ok, me convenció
Blumberg, Blumberg...BLUMBERG ME SUENA A BLOGGER!!!
mmm, ahora entiendo todo!! Ya me aprecía sospechosa su conducta. Dársela de opositor para que YO, una humilde servidora muy involucrada en el quehacer y escenario politico nacional nacional, pise el palito ratificando este post y después ud me mande a toda la gorilada a casa!! no no no...te descubrí!!

Sergio dijo...

TT & PARENTESIS: Hay una cuestión delicada en lo que dice Blumberg, "A mí ya me sacaron todo". Esa frase es el discurso de un tipo jugado, que no tiene nada que perder. Suena a fanático y a caldo de cultivo y lo hacer hacer piruetas entre lo legal y otras cosas.

(): "Nacional Nacional"...Usté es de las nuestras!

AnTo.- dijo...

que a rio revuelto ganancias de pescadores, y blumberg saque su tajada sea a través de la política o como fuera, y unos cuantos más puedan aprovechar, no es cosa nueva, tampoco que todos lloren la muerte del hijo de un ingeniero bien vestido, pero esto último realmente me da bronca. parece que para que te den bola o te presten atención si tu hijo no tuvo la flia que tuvo Axel (o Alex para Neustad), que te de bola mongocho