jueves, marzo 19, 2009

Amigos son los amigos hombres


Yo no sé si es que soy más amplio que la mayoría o si es que de verdad tengo un problema.
Porque a mí desde que era muy chiquito no me cerraba eso de ser amigo de las mujeres.
Observen por favor el punto 37 del post anterior:

37. Que no te caiga bien una persona no significa que no te guste tener sexo con ella.

Eso es cierto.
Los hombres no necesitamos crear un marco de mutuas afinidades, ni establecer una comunión espiritual importante, ni siquiera conocer a fondo el estado mental de una mujer para poder sentir atracción física genuina y urgente. Es más, la mina nos puede caer directamente mal, sin que sea un obstáculo insalvable para el tema sexual.
Fácilmente se deduce que con alguien que nos llevemos bien (una amiga, por ejemplo) tendremos aún menos inconvenientes.

Pero se deduce mal, o en serio estoy teniendo un problema.
Los que de entrada supusieron que quiero tener sexo con mis amigas harían mejor en no seguir leyendo y buscar material apropiado en blogs más calenturientos, aunque peor redactados.

El problema a que me refiero es que de un tiempo a esta parte me pasa justamente lo contrario: no me dan ganas de acostarme con mis amigas, ni siquiera con las más recientes (y por ende, menos consolidadas como amigas)
Es difícil de aceptar, pero creo que he cambiado.

A favor de mi imagen machista (?), puedo decir que las desconocidas me siguen calentando como siempre, y que elaboro unas fantasías hermosísimas con las ocasionales compañeras de colectivo. Pero (¡ay!) todo se desmorona cuando pienso que para llegar al coito vamos a tener que conocernos un poco, y que hay una probabilidad grande de que sea una persona interesante (no sé por qué, pero las que me atraen últimamente terminan siendo gente interesante, sobre todo gente), y que antes de poder someterla me habrá distraído del objetivo inicial algún otro aspecto de su personalidad y estaré escuchándola más que mirándola. Llegar desde ahí a tocándola, apretándola, etc., se complica bastante.

Repaso la lista del post anterior, y confirmo que estoy más de acuerdo con que es maravilloso ser hombre que con las supuestas razones. Lo que se expone ahí tiende a marcar lo que nos diferencia de las mujeres, y la maravilla de ser hombre en gran parte radica en que existen las mujeres y en que son muy distintas a nosotros.

Sí, es cierto que hablan mucho por teléfono, que arman valijas enormes para ir a tomar mate a 3 cuadras, que van al baño en grupo, que son de llorar por boludeces…
Es igual de cierto que nos alegra el espíritu hasta las lágrimas cuando tardan en arreglarse para nosotros, que si no hicieran las valijas no llegaríamos ni a la primera estación de servicio…
Y esas son solamente las cuestiones menores. Tienen un contacto con su parte sensible que nosotros ni soñamos, y no se cansan de darnos generosas lecciones en ese sentido. Son inteligentes y prácticas sin perder de vista la ternura, son increíblemente resistentes sin dejar de ser dulces.
Son creativas, están completamente locas.
Son alucinantes.

En este punto cabría volver al inicio y preguntarse: Y entonces, ¿cómo no querer amarlas a todas?
Bueno, sí. Tal vez. Pero hay otras cuestiones.
Que algunas puedan ser amigas y que además una especial pueda ser la mujer de uno en todo sentido, es casi demasiado.
Que uno pudiera acostarse impunemente con todas, definitivamente sería demasiado.
Al mismo tiempo, ellas mismas ya nos habrán ido enseñando sobre el compromiso, el respeto, el valor de saltar algunas tentaciones y otras cuestiones que a nosotros nos cuesta más entender.
Así de completas vienen.

Yo no concibo mi vida sin mis amigos hombres, sin el fútbol de los viernes o las reuniones esporádicas con accedo vedado al sexo opuesto. No concibo no poder demostrarle cariño a alguien dándole un cortito en las costillas, por ejemplo.
Y hasta no hace mucho me sentía completo en ese sentido.
Desde que tengo amigas mujeres me siento todavía mejor.

Arriba de todo dije que de chiquito no me cerraba ser amigo de las mujeres. Y después dije que tal vez he cambiado.
Creo que no es cambiar la palabra sino crecer, y está bastante bueno y seguramente se lo debo sobre todo a un par de amigas.
Mujeres, claro.


39 comentarios:

solohonestidadbrutal dijo...

Hola Sergio, te he otorgado un premio en mi blog.

Es una bobada de esas que le envias a otros blogs, etc.... pero igual ahí te lo dejé.

Saludos!

Sobre el post: aun no lo he leído, ahorita lo leo y comento ;)

Sergio Muzzio dijo...

Muchas gracias...veré de qué se trata inmediatamente...

Barbi dijo...

Para comentar algo de este post me tengo que tomar mi tiempo para poner lo que realmente quiero decir y no lo primero que me sale de la cabeza, que generalmente suele ser incompleto y levemente erróneo en algunos casos. Y cómo ya estoy pensando en los fideos con bolognesa que se servirán en diez minutos y Keane me impide pensar, lo dejo para más tarde.
Sin más....Adiós!!!

Sergio Muzzio dijo...

Pero, che...Todos muy simpáticos, pero ninguno comenta un carajo.

Bueno, hasta luego, Barbi. Póngase la servilleta que se puede manchar.

Cintia Fritz dijo...

Este post es lo más. Gracias, en nombre del género.


Besos.

Sergio Muzzio dijo...

Qué dice?

Cintia Fritz dijo...

Nada, dejeló. Se ve que usted también tiene problemas con la aceptación de los halagos.

El Profe dijo...

¡Ah, muy estimado Sergio! No faltará el suspicaz —no es mi caso— que piense al leer tan sincera confesión: "esto conlleva la oculta intención de hacer entrar alguna desprevenida ovejita más a la cueva del lobo"...lo que sí puedo asegurar es que a ninguna amiga le disgusta que se la desee apasionadamente; pero más les agrada que esto sea como un juego estratégico que muchas veces no irá más alla de la mirada plena de admiración y deseo hasta la queda palabra dulce o el halagador gesto cómplice ¡Nada más! Así puede ser la mujer o la madre de tu amigo, si este "juego" no implica otra cosa que un cálido y rendido homenaje a su condición de mujer ¡No hay problema!
Quiero pensar que todas mis amigas saben que para mí son como esas obras de arte que uno se complace en admirar, que puedo fantasear en lo hermoso que sería tenerla "en mi casa" aunque sé que pertenece a la "galería de arte" o a algún otro afortunado —yo no puedo serlo, porque además mi "cuenta" es felizmente compartida y no quiero que deje de ser así, ni por un momento— por tanto, sólo me deleito en soñar y no permito que se vuelva una pesadilla que pueda llegar a dañar, así sea mínimamente, a tan preciosa obra de arte. Bueno, dejando de lado las metáforas: A mis amigas les tengo unas ganas —porque están más buenas que comer con la mano— pero son mis amigas y no hay perspectiva ni conveniencia de que dejen de serlo. Un abrazo Sergio.

Sergio Muzzio dijo...

Profesor: No ocurre siempre, pero a veces el comentario supera ampliamente al post. Mis felicitaciones, y a sus amigas también.

solohonestidadbrutal dijo...

me parece muy bueno que no te atraigan tus amigas, porque como todos sabemos, una relación tiene altas probabilidades de dañar la amistad.

En mi caso mis mejores amigas son chicas con las que salí en el pasado. Ya las conozco, me conocen bien, mis miedos, mis puntos debiles, lo mismo yo con ella. A una persona de esas, que tuvo relacion con uno y con la cual ha pasado mucho tiempo junto y el cariño a evolucionado a una amistad, creo que son las mejores amigas que se pueden tener.

No creo que tu titulo vaya mucho con lo que escribiste no? Talvez es posible que no haya entendido bien el post, en ese caso lo volveré a leer, pero no considero este un post machista.

Sergio Muzzio dijo...

Honesto, dos cosas:

1) Sí me atraen mis amigas, si no ¿cuál es el mérito? Lo que pasa es, como bien decís, están en otra etapa evolutiva.

2) Entendiste bien. El título y las primeras líneas fueron para sugerir que iba a ir para otro lado, y por eso luego hice la aclaración. No descartamos tampoco que alguno se enganche con la parte morbosa del asunto, y que después siga leyendo a pesar de las advertencias.

Saludos!

Gringo dijo...

Uuuuffff, a ver (respiro) (pienso) (pienso de vuelta)
Estas cosas son para charlarlas largamente entre dos amigos (hombres) con un vaso de ferné con coca (o dos vasos). Tendría que ser de noche; una de esas noches largas en las que dejás de lado la histeria de tener que madrugar y te entregás completamente al diálogo sobre el tema en cuestión. Como verás, este paisaje lo he vivido muchas veces con varios amigos.
1) Creo en la amistad entre el hombre y la mujer. Mis amigas balancean mi vida y mis locuras y comparto cosas con ellas que con ellos no (y viceversa)
2) Como nadie que me conozca va a leer esto, debo confesar que en lo más profundo de mi ser radica el deseo de encantarlas, enamorarlas, de gustarles mucho. (sonrío mientras lo escribo, pero lo admito) Con esto no quiero decir que todo el tiempo estoy tratando de "conquistarlas" o algo parecido. Algunas veces, en det ocasiones me han gustado muchos algunas amigas; esos momentos de intensa conexión... ufff... Hacen que uno dude.
3) Tendría sexo con casi todas mis amigas..., tendría sexo con casi todas las mujeres. He tenido sexo con amigas y nada se ha arruinado, nada ha cambiado. Pero creo que fue por suerte, por coincidir en lo que queríamos, sin confundir sentimientos.
Bueno, el comentario quedó largazo. Exagerado como son los cordobeses, no?
un abrazo. Y dejá de llorar con eso de que nadie te comenta.

gringo

El Dandy dijo...

Hay una frase de Seinfeld que lo resume todo (y me permito la traducción un tanto ad hoc). Todo lo que hacemos los hombres es para levantarnos minas. Nadie quiere construir un cohete espacial o un puente, es solo para impresionarlas.

Y en verdad, yo no se si podría tener una amiga sin que existiera un mínimo de tensión sexual en el ambiente.

mi otro yo dijo...

Hola
Me gusta la forma como empezaste a decir y dar a entender que no ibas a querer estar con tus amigas.

pero sabes me gusto que descubriste a tus amigas, en terminos de amistad, en terminos de esa relaciíb. Describiendolas más allá del genero.

Y tu evolución con y a raiz de ellas, me resulto cautivante. Y de cierta madurez tu decir.
En fin me gusto mucho este post

Anónimo dijo...

Nietzche o el Sr Miyagi, ya dijo que 'para que exista amistad entre el hombre y la mujer es necesaria la concurrencia de cierta antipatía física'.
Por lo tanto, mi amor propio me tiene vedado el establecimiento de amistades con minas lindas. Prefiero el rechazo liso y llano a ser objeto de las habladurías de los lengualargas.

solohonestidadbrutal dijo...

Bueno, menos mal que el Gringo aclaró que se acostaria con 'casi', porque definitivamente hay muchas con las cuales no me acostaría... xD

Aunque talvez después de conocerlas me puedan causar cierta exitación mental.. y por ahi va la cosa..

Cesar dijo...

El programa que alguien imprimió en nuestro ADN nos impulsa a reproducirnos aún en las peores circunstancias y con ejemplares que, no siendo las mejores de la especie, siguen siendo féminas y cumplen con "esa" condición. En efecto, la amistad entre uno y otro género puede existir sólo como sublimación del deseo de reproducción...lo cual en muchas ocasiones dura bastante poco! Porque siempre uno de los miembros de la "amistad" comienza a sentir algo más por el otro, y si se lo manifiesta y es rechazado, entonces la amistad termina; si en cambio es aceptado, comienza una relación sexual y también la amistad termina! Por ende, la amistad entre el hombre y la mujer no existe.

Cintia Fritz dijo...

Profesor: ¿puedo ser su amiga?

Sergio Muzzio dijo...

GRINGO: Agradecemos sobremanera las comentarios largos, en especial si son tan buenos. Si lo que deja flotando es que estas cosas se hablan mejor con alcohol de por medio, más de acuerdo todavía.
Abrazo.

Sergio Muzzio dijo...

DANDY: Creo (y me felicito como anfitrión) que todos los hombres que han comentado en el blog han sido absolutamente sinceros y por eso no han (no hemos) descartado la tensión sexual que tan bien describe usted.
Y yo creo que más que Seinfeld eso ya lo dijo Aristóteles, aunque debe ser todavía más antiguo...

Sergio Muzzio dijo...

MI OTRO YO: Le confieso algo: cuando lo empecé a escribir ni yo sabía para qué lado iba. Pero privó la madurez, evidentemente.
Beso!

Sergio Muzzio dijo...

ANONIMO: Usted se lo pierde. Todas mis amigas están muy comestibles, gracias a dios.

Sergio Muzzio dijo...

SOLOHONESTIDADBRUTAL: Usted está peor que yo, porque les quiere dar justamente por ser sus amigas...
Revise eso.
Abrazo!

Sergio Muzzio dijo...

CESAR: Debo suponer entonces que lo suyo con Susana I. tiene un trasfondo sexual. Salga de acá, asqueroso.

Barbi dijo...

Jeje, venía a comentar pero la verdad es que después de leer tantos comentarios se me fuero las ganas y la idea de la cabeza...
No es que le al tema. De por sí creo en la amistad entre el hombre y la mujer, pero con ciertos límites... POr experiencia propia, podría decir que un flaco que se la de de amigo o que es realmente tu amigo, simpre te termina queriendo dar... Por eso creo que existe un límite. Pero también sé que una vez que lo pasás, la amistad se puede tomar más sinceramente si no mezclas sentimientos.
Es complejo y a la vez sencillo...me limito a querer a mis amigos y ya. Y si le quiero dar me la banco y respeto más la relación que tengamos.

No terminé diciendo nada de lo que quería, si tuviera los dos vasos de fernet con coca me explayaría más...pero ni modo.

Perdón si el comentario es muy estúpido(hoy estoy falta de confianza)

In-prudencia dijo...

¿Es que usted sólo tiene que escribir unos 10 posts seguidos para que todo el mundo lo vuelva a leer o qué?!!!

LO QUE TENGO SE LLAMA ENVIDIA!!! Y eso sentimos las mujeres por nuestras amigas... y amigos!

NO quieres mujeres de amigas ¬¬


Creo que estoy en crisis y volveré en unos días, si aún me acuerdo de haber escrito esto, a borrarlo.

Apa dijo...

Muzzio usted que todo lo puede ... haga que se pueda comentar leyendo el post, déle.

"¿cómo no querer amarlas a todas?"

y la parte dondee dice "antes de someterla" me parece terrible.

Pero rescato que lucha contra el machismo de origen. ;)

Entre amigos: Suele pasar que a uds les atraemos, y a nosotras no nos atraen ustedes.

Si me atrajeran sexualmente mis amigos dejarían de serlo.
Saludos

Sergio Muzzio dijo...

IN-PRUDENCIA: Vuelva en unos días, pero a aclarar!!!
Besos!

Sergio Muzzio dijo...

APA: Puede leer el post acá, haciendo clic en "Mostrar entrada original". ¿O usted se refiere a ver los comentarios en una ventanita aparte? ¿No es muy chiquita?

Y volvemos al tema: la onda es que se pueda ser amigo con atracción sexual incluída, y con abrazos incluidos, si no es "amistad virtual"...y eso es tema de otro post!

Cesar dijo...

Escúcheme Muzzio, estamos hablando de MU-JE-RES, no de otras entidades. ¿Me entiende?
Saludos

Sergio Muzzio dijo...

Pero que hijo de puta...

Apa dijo...

Sí eso, ver comentarios en ventana nueva así puedo seguir releyendo el post.

Yo no tendría sexo con mis amigos, la verdad es que tendría sexo con muy pocos hombres.

Saludos

Sergio Muzzio dijo...

APA: Yo también.

Ahí le puse la ventanita. Gracias por la sugerencia, no se me había ocurrido que servía para eso.
Beso!

Gringo dijo...

Por Dios! Cómo me cagué de risa leyendo los comentarios!
Cuando entré al blog para ver si habías respondido a mi comentario, vi que decía "33 comentarios". Dije "apa, el tema pegó y todos quisieron decir lo que pensaban". Era cierto, pero también es cierto que le respondiste a c/u con un comentario individual.
Tmbién me gustó que dos o tres refirieran a mi comentario (que ya ni me acuerdo qué carajo escribí) y a los vasos de ferné que ameritan estos temas. Y eso que el ferné no es tan consumido en BsAs como en Cba.
Abrazo:

gingo

Sergio Muzzio dijo...

Me pasa esto: si contesto 2 por ahí los junto, pero cuando (por suerte) hay muchos, me gusta separarlos, sobre todo porque hay cada éspecimen (César House, para decirlo claramente) que debe ser tratado como tóxico contaminante...
Abrazo, Gringo

El Profe dijo...

Aunque ya existe otra entrada, quiero decirte estimado Sergio un simple y sincero: Gracias, amigo.
Y a Cintia Fritz le digo: ¡Por supuesto, amiga! Pienso que su pregunta refleja una coincidencia con lo por mi expuesto, lo cual aprecio y agradezco. Cordiales saludos.

Sergio Muzzio dijo...

Ya me va a dejar de agradecer cuando se haga amigo de Fritz...

Cintia Fritz dijo...

Muzzio: usted siempre escupiéndome el asado.


Soy encantadora y lo sabe. No me haga quedar mal. Y cuide esos celos, no lo van a llevar muy lejos.


Profe: sí. Quiero ser su amiga porque estuvo muy muy lindo lo que escribió de las amigas. Y nuevamente digo, no le haga caso a Muzzio. Habla sin pensar.

Anónimo dijo...

Es que le está pasando por arriba o quizás llegándole la madurez... La amistad, el amor se fundamenta en admirar al otro y completarse con él: "mi cielo", "mi corazón" mientras que el sexo se fundamenta en prácticamente denigrar para calentarse: "perra", "yegua", "potro salvaje".... Combinar ambos en el misma persona es el desafío y a la vez el motor de la incesante búsqueda... Lo suyo es lo más!