lunes, marzo 23, 2009

Babel I


Hablando con una amiga días pasados, nos dimos cuenta de que la enorme mayoría de canciones de Serrat en catalán, son tristes, según ella porque el idioma se presta para eso.
El descubrimiento no es menor, porque si el idioma condiciona el estado anímico del pueblo que lo habla podría entenderse mejor la historia universal, y hasta podría deducirse el futuro basados en la lengua y sus previsibles alteraciones.
Aquí, algunas sorprendentes conclusiones.


El catalán
¿Qué hace que Serrat cante "Hoy puede ser un gran día" en español y "Plany al mar" ("Lamento al mar") en catalán?
De la historia de este pueblo no sabíamos nada, así que investigamos un poco y descubrimos lo siguiente: el catalán es un señor español que vive muy cerca de la frontera con Francia, que habla una mezcla de los idiomas, pero que no consigue engañar ni a franceses ni a españoles, que lo desprecian por igual.
De ahí viene su tristeza.
Intentaron un principado, el de Andorra, pero no tiene ni fuerza armada propia y lo tienen que defender entre España y Francia.
La selección de Andorra nunca estuvo en un Mundial ni en una Eurocopa, y su primera y única victoria oficial fue contra Macedonia, 1 a 0.
¿De que querés que se alegren?
Extraoficialmente, es el idioma que usa Serrat cuando está con resaca, y eso es todo.


El alemán
Es un idioma perfecto para dar órdenes, muy gutural y con muchas consonantes. Genera en el individuo una sensación de supremacía racial y estimula la ampliación de las fronteras para poder seguir ladrando a gusto. El idioma se dulcifica bastante con la ingesta de grandes cantidades de cerveza, pero también se torna incomprensible y, por ejemplo, la orden de expulsar a los aliados ("Raj aliadden") puede confundirse con la de huir despavoridos ("Rajjen")




El italiano
Es una lengua con vocales muy abiertas, lo que implica que para abrirlas bien haya que hacer gestos ampulosos, como la tarantela. O el Coliseo Romano.
Esta suerte de ejercicio permanente facilita el desarrollo de bustos y nalgas prominentes en las mujeres, y de narices y panzas en los varones. Cuando los hombres italianos ven en la porquería que se han convertido, se dedican al crimen organizado y se trasladan a Chicago para ser capturados por Eliot Ness.
Las mujeres usan escotes como Gina, Sofía o la Cuccinotta, y con eso se creen que hacen buen cine.


El francés
Originalmente era igual al español, pero les dio por la cocina. El hecho de tener siempre una soufflé en la boca fue deformándoles la glotis, lo que degeneró en alta cocina internacional y en cantantes melosos como Charles Aznavour. Por andar cocinando y cantando se hicieron poco afectos al baño, hecho que remediaron inventando el perfume. Entre buena comida, música franela y perfumes, no les quedaba más remedio que vestirse bien, o por lo menos eso le hacen creer al resto.




El árabe
Abarca tantos dialectos incomprensibles entre sí, que resulta un idioma ideal para confesarse sin que te entienda el de al lado. Por algo es la lengua litúrgica del Islam…
Es óptimo también para complotarse en al chinchón o para organizar atentados en líneas aéreas.
Como contra, es dificilísimo para escribirlo, por las tormentas de arena que achatan y retuercen todas las cosas. Una frase simpática como "La casa de Abdul es linda" se ve así:
زيتونات اللغة العربية الفصحى
Genera odio fundamentalista y ganas de inmolarse.


El inglés americano
Cada palabra del inglés, cada letra, se pronuncia distinto según el individuo y la ocasión, o las ganas de joder que tenga el individuo en esa ocasión.
La "a" es "a" en "car", pero es "ei" en "cake" por ejemplo. Y acá la "e" no se pronuncia.
Una cosa de locos y un claro ejemplo de discriminación.
Y también la "u" puede usarse como "a" (como en "but"), lo que, lejos de interpretarse como un despropósito, se toma como un caso de movilidad social ascendente, y se festeja como "el idioma de las oportunidades".
Pero genera aislamiento e individualismo extremo, personas que no reconocen fácilmente la palabra escrita (como los dictámenes de la ONU) y que cada 3 meses la emprende a balazos en algún colegio o centro comercial, hartos de no entenderse ni con los compañeros de oficina.
Produce, además, que los que hablan esta lengua desatinada, prefieran las imágenes a las palabras, y por supuesto adoran el cine.
Alguno descubrió que la única forma de mantener la unidad nacional es poner la bandera cada 3 escenas, y lo hacen, y después salen del cine como locos y le declaran la guerra a alguien.

Próximamente Babel II: Japonés, Portugués, Español y Chileno. O sugerencias. Nunca se sabe.

11 comentarios:

El Profe dijo...

¡Mi madre! ¡Qué cúmulo de prejuicios verdaderos! o casi... algunos —quizá todos— tan antiguos como el motivo del origen de las diversas lenguas; pero expuestos así por tu clara tesis vuelven a ser motivo de saludable risa, Gracias Sergio por mostrar la imágen de esa señora del cine italiano que aun a la fecha —abuela y todo— no ha perdido ni un ápice de su peculiar encanto. Un abrazo.

Sergio Muzzio dijo...

Gracias, Profesor. La Sofi se mantiene así porque todavía le da a la lengua. Al idioma, obviamente.

El Profe dijo...

Y tiene que ser....también con esa boca, con esos ojazos y con...esos ojos, sí, no podía ser de otra manera. ja-ja
Este...lo de la Fritz ¿era una amenaza o una advertencia? porque como premonición seguro que falla. Saludos.

Sergio Muzzio dijo...

No, sólo como chascarrillo. Ojalá se haga amigo de la Fritz, es un encanto. Está loca, pero es un encanto.
Saludos!

In-prudencia dijo...

Jajaja me has hecho reír con tanto absurdo!.. yo planeaba un comentario serio haciendo referencia a los filósofos del lenguaje pero tú lo has cachetado a todos con este post.
Te adoro.

Un besito.

Sergio Muzzio dijo...

Zafó al final, así que besos también para usted.
Y es una investigación seria.

Barbi dijo...

Ohhhhh...espero el del japonés.

Apa dijo...

Muy gracioso Sergei espero la second part.

Sergio Muzzio dijo...

BARBI, APA: Muchas gracias. Segunda parte la semana que viene (antes me urge un informe sobre marcianos)
Besos!

Viejex dijo...

Oiga, que semana larga la suya!

Sergio Muzzio dijo...

Viejex: Es que después no me gustó, pero tomo en cuenta la deuda. Muchas gracias.