lunes, noviembre 30, 2009

2.010, el año que hicimos contacto

Se termina Noviembre y merece una pequeña reflexión ya con vistas al año que viene.
Noviembre fue un mes muy fecundo, largamente el mes con más posts de la historia de este blog.

Hubo menos ficción y más realidad, es cierto.
Hubo muchas cosas cortitas, aparecieron las encuestas, hubo más videos, hubo hasta fotos de mi oficina en plena mudanza. Es cierto.

Es cierto también que, si bien no hubo intención explícita de cambiar nada acá, me pasó de recorrer muchos blogs y aburrirme por no entender de movida de qué iba la cosa, a veces porque para saberlo hubiera tenido que leer extensísimos posts sobre un tema que tal vez no me interesara demasiado. No digo que esté bien ni que esté mal, pero me pasó eso e inexorablemente debo haber querido que acá pudiera saberse en 2 posts cortos lo que podía esperarse del lugar y del que escribe.

En noviembre, un poco gracias a todo lo mencionado, surgió un formato más personal, menos elaborado tal vez, pero más dinámico, siempre medio laboratorio pero procurando que no sea caótico. Algunos hechos hicieron que me volviera el amor profundo por la ciencia, por ejemplo, y que se hiciera más evidente mi curiosidad gatuna por saber qué piensa la gente sobre todos los temas, sobre cualquier tema.
Sobre todo eso: que no hubiera ningún tema prohibido de antemano.

Diciembre casi no importa, es el último escalón para terminar un ciclo, esto seguramente seguirá más o menos igual, pero ya le tengo cariño al año que viene.

Por varias razones, me gustó mucho titular este post con el nombre de esa novela de Arthur Clarke. Y recuerdo que en el prólogo de "2.001, una odisea espacial", Clarke decía algo así:
"Pero recuerden que esto es una obra de ficción. La realidad, como siempre, será mucho más extraordinaria".

Nos vemos en 2.010, y dentro de un rato también.

14 comentarios:

ZoePé dijo...

Qué mala memoria que tiene usté!!

Sergio Muzzio dijo...

¿De qué habla, che?

laura dijo...

diciembre es lo más, qué decís?

Sergio Muzzio dijo...

Diciembre es re linda. Lindo, digo.
Besos!

laura dijo...

ay q me sonrojo...

Sergio Muzzio dijo...

tontita...

ZoePé dijo...

fue mi cumple, ayer.

Ana dijo...

Este es un aviso de advertencia, porque en diciembre nos va a torturar con videitos de Ariana y su hombro izquierdo???????

Sergio Muzzio dijo...

Zoe: Sí, soy un desastre...Ahora te llamo...

Ana: Espero poner videos de Ariana en Argentina. En San Martín, mejor.

Paul Maril dijo...

Allí nos vemos!.

esdecirdecires dijo...

Me gustó su dulce noviembre. Fue dinámico. Siga redescubriéndose. Me copa eso.

Sergio Muzzio dijo...

Paul: Casi que podríamos empezar a brindar y adelantar las vacaciones.

Esdecirdecires: Pues muchísimas gracias. Me copa que le cope.

Gringo dijo...

Me parece que algunas de tus comentaristas tienen onda con vos. Decididamente les gustas mucho ya que siguen comentando a pesar de haber visto tu foto.

Como seguidor (másomenos) de tu blog puedo decir que estás re agrandado; que descubriste un montón de huevadas para agregarle al formato (me imagino que siempre las supiste ya que tu perfil hace alarde a eso de "analista de sistemas"; Yo, en cambio, terriblemente celoso de tus conocimientos informáticos, sólo puedo esbozar un "puto" para bajarte los humos)
Prosigo. Es verdad que posteaste un montón y que ese montón eran cosas cortitas. Yo te aliento a que vuelvas a recuperar algo de profundidad en los relatos más largos (es por pura preferencia). Además, como estoy perdidamente enamorado, ya no acudo tanto a la computadora en los tiempos libres. Directamente NO TENGO TIEMPOS LIBRES.
Bueno, culiado, a ve si te ponés a escuchar a trula, que tiene más verdades quel papa.
Abrazo; y que llegue el año del Mundial.



gringo!

Sergio Muzzio dijo...

Gringo: ¿Cómo "a pesar de haber visto tu foto"?

No alardeo de analista de sistemas, en realidad me promociono a ver si sale alguna changa para llegar a fin de mes.

Ahora, con respecto a relatos más largos, poné un poco de compromiso: largá la franela un rato, dejá de drogarte, y nos ponemos con aquellos relatos semigauchescos que tenemos a medio camino. Te recuerdo que tu contribución a mi cuento fue más bien del tipo "ay, ahora no me sale nada".

Puto.