lunes, abril 17, 2006

La noche del cantor


///(fragmento)
Julio adivinó que era él antes de abrir la puerta. Ahora se daba cuenta de que lo había estado esperando desde la tarde, cuando acomodaba las cosas en el escenario. Un verdadero caradura, el viejito.
- Usté me debe estar cachando, ¿no?
- Señor Del Puente, lo siento muchísimo, me sentía mal.
- Yo lo sentí muchísimo ayer, señor mío, cuando usté me dejó garpando como un otario. Además que me mintió, viejo. Me dijo que había hablando con los muchachos y era verso.
El petiso ponía cara de aflicción, retorcía las manos nerviosamente y rogaba por otra oportunidad.
- Imposible. Y menos hoy.
Desde el salón llegaban los compases precisos, era el momento del dúo de los ganadores y parecía que se conocieran de toda la vida. Y lo de Mauricio no tenía desperdicios. La orquesta estaba tocando como nunca y la gente lo agradecía. Tal vez fuera una de esas noches que hacen historia, pensaba Julio.
- Entonces... – dijo el viejo.
- Entonces, se queda escuchando por ahí, invitado de la casa. Pero hoy nadie va a arruinar el espectáculo, palabra de Julio Carletti.
- Del Puente.
- Del Puente, gracias.
- Señor Del Puente, yo ya estoy viejo y además soy un flojo. Pero usté fue muy bondadoso conmigo el otro día y yo quisiera hacerle...
- Momento.
Alguien golpeaba la puerta con urgencia. ///

2 comentarios:

jmslayer dijo...

Vos sabés que una vez sentí algo parecido al respecto del alma del tango !? Fue en mardel y en un café de un hotel donde se presentó un grupo de tango que ofició de entretenimiento para un público de viejas maquilladas por demás. Los muchachos tocaban con desgano, mucho, y olvidaban incluso alguna letra, algún breve compás. Aún así por momentos tocaban responsablemente y como se trataba de unos tangos con mayúsculas el alma del tango asomaba sus alas gris mugre... Te lo quería contar desde que leí éste, tu cuento, y siempre me olvido.

Sergio dijo...

jmslayer: ¿"sus alas gris mugre"? Faaaa...¿no querés escribir la contratapa, pibe???